El gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, puso en marcha en la localidad de Buena Esperanza un ambicioso proyecto que se especializa en la comercialización de peletería.

Claudio Poggi, puso en marcha un proyecto que se especializa en la comercialización de peletería.

Claudio Poggi, puso en marcha un proyecto que se especializa en la comercialización de peletería.

En la calle Independencia al 1560, el lugar donde funcionará el Criadero de Chinchillas “Mi Barrio»; las socias, Andrea del Valle Torres y Paola Alejandra Torres, recibieron al primer mandatario puntano.

Las jóvenes emprendedoras, ya trabajan en el criadero. En estado salvaje, las chinchillas, pesan 300 gramos mientras que, en en cautiverio, pueden pesar de 400 a 800 g. Se alimentan con 30 gramos de granos o alimento balanceado por día, agua y a los seis meses de vida ya puede reproducirse, dando tres partos por año y dos gazapos por parto.

El jefe de Estado recorrió el establecimiento en donde se encuentran las primeras 56 chinchillas que los empresarios consiguieron a través del criadero “La Cabaña”, que se encuentra en la localidad cordobesa de Alcira Gigena. “Por el momento tenemos 48 hembras y 8 machos”, comentó Andrea Torres.

Criadero de Chichillas “Mi Barrio”, una empresa de exportación

Criadero de Chichillas “Mi Barrio”, una empresa de exportación

“La idea la empresa, es llegar a 100 hembras de la mejor calidad genética para poder iniciar con el proceso de comercialización de peletería o bien vender al roedor vivo para cruza”, Dijo.

Por ahora el criadero cuenta con chinchillas estándar (panza blanca y lomo negro) “Si logramos cruzarlas con otras de color beige podemos conseguir una mejor genética y venderlas a mejor precio, ya que toda la producción por peletería es de exportación”, resaltó.

Nota: Jorge Gallego

Fotos: Luciano Grangetto y Malvina Urquiza

Video: Eduardo Russo