El equipo nacional es uno de los seis seleccionados que competirán en el Tour. Está formado por los mejores talentos Sub 23, quienes viven entre la admiración de enfrentar a estrellas que idolatran y la ilusión de dar la sorpresa. Hacer experiencia y pelear la clasificación Sub 23 son las metas.

La Selección y sus integrantes. Los chicos buscarán el roce necesario que les dará un salto de calidad.

La Selección y sus integrantes. Los chicos buscarán el roce necesario que les dará un salto de calidad.

Lo magnifíco que tiene el Tour de San Luis es que llegan equipos (26) con los más diversos objetivos. Están los seis de World Tour, la máxima división mundial, que arriban con la idea de prepararse aunque intentando ganar. Los otros, del segundo pelotón (Pro Continental), que pretenden dar la sorpresa y los locales, como San Luis Somos Todos y Buenos Aires La Provincia (Continental), que se preparan especialmente para la mejor carrera de América buscando repetir algún batacazo del pasado. Y también tenemos los seleccionados de países, seis en esta edición. Y en ese lote encontramos a la Selección Argentina, con largará con la idea de medirse con los mejores, aprender y ganar experiencia.

Buscando foguear a los jóvenes talentos, el entrenador Martín Garrido convocó nuevamente a todos de la categoría Sub 23. “La meta es ganar experiencia en el campo profesional y ver si podemos imponernos en la clasificación sub 23”, contó. Para Julián Barrientos será su segunda participación y admite que ser de la partida es muy importante en su desarrollo: “No cambiaré mucho el modo en que corrí el año pasado, pero reconozco que aprendí a manejarme mejor dentro del pelotón”, afirma. “Compartir con esos pedalistas te impresiona y te hace sentir muy chico. El objetivo es terminarlo”, concluye.
Y en esa misma línea hablan sus compañeros. Ismael Laguna tiene menos experiencia, pero grandes ilusiones: “Me preparé mucho en subidas. El objetivo es llegar y luchar en la sub 23”, comenta. Mauricio Graziani coincide con sus compañeros. “Me genera mucho entusiasmo pero también incertidumbre por no haber estado nunca con tantos profesionales. Es una alegría enorme y sumaré  muchísima experiencia para el futuro”, reconoce. Nicolás Tivani, en cambio, repite experiencia y ya vuela un poco más alto. “Casi no puedo explicar lo que siento por volver a competir con corredores tan importantes. Soy de esos ciclistas que atacan mucho y por eso sueño con ganar la sub 23 o una etapa”, agrega.
Para Mariano Rodríguez la historia será la misma, ya que se muestra “feliz y motivado por el hecho de correr al lado de referentes” y por eso promete guerra: “Quiero ser funcional al equipo, estar en fugas y luchar por la clasificación sub 23”, avisa. Sebastián Cianci es más cauto. Y no es para menos, puesto que se trata de su estreno con los colores nacionales y en la mejor competencia de América. “Creo que un evento así define el futuro de uno como ciclista. Todavía no caigo, pero es una enorme satisfacción saber que voy a codearme con estos monstruos”, piensa este escalador de Pergamino.
Por último, Lucas Gaday deja su parecer en la previa de la que será su tercera vez en San Luis: “Me sirvió muchísimo en mi desarrollo como ciclista y aprendí que no es imposible llegar al lado de las estrellas. Entendí que eso quería para mi futuro”, asevera el flamante refuerzo del Unieuro Wilier Trevigiani Continental. “Integrar el pelotón en enero es un privilegio y trato de sacarle el jugo al máximo”, cierra, dejando a la vista la importancia del Tour para los jóvenes del país, que compiten con la habitual “garra argentina” pero al mismo tiempo obnubilados por las figuras del pelotón mundial, una experiencia única a la que pocos pueden acceder y que es patrimonio exclusivo de San Luis.

Foto: ciclismointernacional.com