El ministro del Campo, Gonzalo Amondarain, junto al asesor Ministerial, Esteban Rodríguez, visitaron este lunes la escuela de producción agroindustrial “Sol Puntano”, para evaluar junto con los técnicos del predio experimental los daños ocasionados en los cultivos tras la intensa caída de granizo del pasado sábado.

Los olivos perdieron muchos de sus frutos

Los olivos perdieron muchos de sus frutos

En este sentido, se realizó un recorrido por cada una de las parcelas productivas para analizar la situación de cada cultivo en particular. En todos los casos se pudieron constatar inconvenientes en los frutos, pero que no habrían afectado a las plantas.

Una vez evaluados los daños se comenzó a trabajar de manera inmediata en la aplicación de fitosanitarios para evitar la propagación de  enfermedades por hongos  y/o bacterias (que ocasionalmente aparecen luego de este tipo de episodios) y en la aplicación de fertilizantes foliares para favorecer a la planta luego del stress.

Independientemente de los daños registrados, los técnicos de Sol Puntano manifestaron que es muy importante tener una estructura de mallas antigranizo en este tipo de producciones, ya que las pérdidas podrían haberse visto multiplicadas si no se contará con ellas.

Nota y foto: Federico Berardo-Prensa Ministerio del Campo