El vicegobernador, Jorge Díaz, a cargo del ejecutivo provincial presidió la inauguración en el club de ciclistas veteranos compuesto por 80 socios quienes celebraron las bodas de plata en 2014.

La Peña Mercedina estrenó su proyecto para Villa Mercedes

La Peña Mercedina estrenó su proyecto para Villa Mercedes

Miguel Ángel Torres (63) es el primer socio fundador. Junto a César Barroso y amigos, hace 25 años, cumplidos el 28 de junio de 2014, crearon el “Club de Ciclistas Veteranos La Peña Mercedina”. Sobre el predio ubicado cerca del Km 694 de Villa Mercedes, lo primero que construyeron fue un asador. El agua -recuerda Torres- la sacaban con una bomba. “Eso fue el principio de todo esto”, agrega vestido de casaca ciclista y gorra blanca. Desde entonces la institución acumuló competencias, trofeos, reuniones cada viernes y socios que llegan hoy a 80, de todas las edades y pedales. “Cuando hacemos eventos deportivos estamos en alrededor de 400 personas”, indicó el presidente José Quiroga.

Con el aporte de Pueblos Puntanos, la institución adquirió un freezer, un termotanque y un ventilador industrial de pared. “Quiero destacar la función social que están cumpliendo, más allá que sea un práctica deportiva y de entrenamiento”, dijo el vicegobernador, Jorge Díaz, a cargo del ejecutivo provincial ante los integrantes, la jefa del subprograma, delegación departamento Pedernera, Anabela Lucero, y funcionarios.

Con el aporte de Pueblos Puntanos, la institución adquirió un freezer, un termotanque y un ventilador industrial de pared

Con el aporte de Pueblos Puntanos, la institución adquirió un freezer, un termotanque y un ventilador industrial de pared

“Que a nosotros nos tengan en cuenta es que nos incluyan socialmente”, señaló el presidente de La Peña Mercedina, antes, a las 17:00 mientras explicaba el destino de los $15 mil. El vicegobernador recorrió el edificio refaccionado y brindó con los socios.

Afuera, Miguel Torres muestra las bicis locas que tienen ventiladores y caños de camas para participar en los corsos de la ciudad. “A la bici le debo mi vida”, reflexiona. ¿Qué le dio la bicicleta? “Muchísimo. Cuando era chico hacía 55 cuadras desde mi casa hasta la escuela a 110 km/h, iba y venía”, revela el tesorero.

Miguel Torres muestra las bicis locas que tienen ventiladores y caños de camas para participar en los corsos de la ciudad.

Miguel Torres muestra las bicis locas que tienen ventiladores y caños de camas para participar en los corsos de la ciudad.

En el club, los socios que abonan una cuota mensual de $30 también festejan los cumpleaños de sus familiares y realizan eventos. Este año proyectan pavimentar el óvalo que rodea al edificio principal para competencias infanto- juveniles. “La bici te da amigos”, resumió Torres.

Nota: Matías Gómez

Foto: Luciano Grangetto

Video: Gabriel Pasuali