La iniciativa, destinada a la capacitación en producción de huertas y viveros en el Servicio Penitenciario Provincial, a cargo del área Control Forestal y Viveros del Ministerio de Inclusión Social, registra avances en su realización.

En el predio se desarrolla la práctica de siembra y recolección de hortalizas, frutas, flores y plantas ornamentales

En el predio se desarrolla la práctica de siembra y recolección de hortalizas, frutas, flores y plantas ornamentales

El proyecto está destinado a los internos que se encuentran cerca de recibir el beneficio de salidas laborales transitorias, con la finalidad de ayudar a su reinserción social y brindarles herramientas que podrán utilizar para su propio sustento o para futuros trabajos.

En la actualidad, 10 internos son los primeros en llevar adelante este proyecto, que comenzó con la construcción de una huerta a cielo abierto y que, además, planea la construcción de dos cúpulas invernaderas.

En el predio destinado para tal fin, se desarrolla la práctica de siembra y recolección de hortalizas, frutas que crecen al ras del suelo, flores y plantas ornamentales. Hasta el momento, han sembrado diferentes especies de zapallo, y plantas aromáticas, como perejil y albahaca, entre otras.

El ayudante de cuarta a cargo de Laborterapia, Luciano Godoy, expresó: “Nos sentimos muy satisfechos con el entusiasmo que le ponen los internos al momento de trabajar con la tierra. Ya habíamos experimentado con una pequeña plantación de frutillas y, ahora, con la colaboración del Ministerio de Inclusión y la buena disposición del jefe del Servicio Penitenciario, Oscar Papaño, en poco tiempo lograremos tener huertas y viveros en la Penitenciaría”.

También estuvo presente el jefe del área Control Forestal y Viveros, Sebastián Barale, que comentó y dialogó con los internos sobre el tipo de tierra, el tratamiento de la misma y los pasos a seguir en este proyecto.

 

Nota y fotos: María Laura Cabrera – Prensa Ministerio de Inclusión Social