El 23 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, la provincia de San Luis desde hace varios años trabaja en la lucha contra la violencia de género. Una prueba de esto son las diversas acciones que tienen como eje garantizar el bienestar de las víctimas de maltrato y actualizar las políticas mediante estudios e investigaciones.

Una de estas acciones comenzó el año 2013, cuando la Fundación FISAL junto al Ministerio de Inclusión Social, convocaron a un grupo de profesionales con el objetivo de profundizar en el conocimiento de una problemática social grave, como lo es  la violencia que sufre la mujer en su hogar. De esta convocatoria surgió el trabajo de investigación: “La violencia doméstica contra la mujer”.

El 23 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer.

El 23 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer.

Como punto de partida se trabajó en la definición conceptual de la situación-problema y de las características más importantes que la definen, se recurrió a los últimos estudios realizados por prestigiosos profesionales del medio, del país y del mundo. Juan Daniel Petrino realizó un exhaustivo trabajo de conocimiento de los estudios más prestigiosos a nivel mundial, cómo de las convenciones y leyes que establecen el marco regulatorio y legal a esta problemática.

A partir de ello y con el propósito de conocer la situación de la Provincia, se comenzaron a ejecutar distintas acciones. Mónica Dassetto fue quien comandó el relevamiento de datos en los distintos organismos provinciales, en donde se recepcionan las denuncias por violencia y en donde se brinda ayuda a la mujer maltratada. Con la información recaudada se elaboraron los índices de violencia contra la mujer en el ámbito familiar en la provincia de San Luis durante el año 2012.

Asimismo se tomó conocimiento acerca de cómo funciona y con qué recursos cuenta el sistema institucional de la provincia. Esto permitió poder realizar propuestas esperanzadoras y sugerencias acerca de las herramientas que se deberán fortalecer y cuáles serán necesarias desarrollar, para lograr una ayuda cada vez más eficaz a cada mujer que vive violencia.

Se buscó retratar las experiencias  de las mujeres que viven o vivieron violencia por parte de su pareja. Para esto se realizaron entrevistas semi-dirigidas a 102 mujeres de distintas localidades del territorio provincial, que se encontraban en situación de violencia en su familia, o que la habían  vivido en los últimos 5 años. Las entrevistas y el acompañamiento a las mujeres estuvo a cargo de las psicólogas, Paula Acosta y María Elena Rodríguez Saá, responsable de la Investigación.

“Los testimonio fueron de un valor en cada relato, en cada historia donde nos fue posible identificar aspectos comunes a todas ellas y a su vez reforzar nuestro compromiso en la búsqueda de mejores recursos para cada una de las mujeres, y sus familias, atravesadas por este flagelo”, comentó Saá

Además, con el objetivo de indagar las distintas creencias y vivencias con respecto a la violencia en la pareja, se llevaron a cabo sesiones de cine debate, con mujeres de distintos grupos etarios y distintos niveles culturales. La película elegida fue “La Fuente de las Mujeres”, ambientada en una comunidad árabe, donde la protagonista, enarbola la bandera de la dignidad y con mucho esfuerzo, logra la solidaridad de todas las mujeres. Se buscó una película profunda, que permitiera proyectar experiencias propias atenuadas por algunos condimentos como: reivindicar el rol de algunos hombres a través de un personaje que ayuda y comprende a su esposa y las danzas y cantos disminuyen el efecto dramático de un tema tan sensible como es la violencia.

Paula Acosta expresó: “buscando desarrollar estrategias de sensibilización y prevención, convocamos a la dramaturga Laura Cuffini quien escribió “MOCOSITA”, un escrito para pensar, que relata la historia de una mujer que durante años vivió en el más absoluto silencio la violencia de su esposo. Y culminó diciendo “durante el tiempo de trabajo de la investigación y con la motivación de contar con los mayores testimonios posibles acerca de la violencia que viven las mujeres, conocimos la historia de Uriel, contada por su mamá Liz Newton”.

 

Nota: Prensa del Ministerio de Inclusión Social- María Laura Cabrera