Hizo la entrega  de certificados a alumnos de 4°, 5° y 6° de la Escuela Cristiana Evangélica. El gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, presidió la celebración del Día Mundial del Aire Puro con la comunidad educativa del establecimiento.  “Sin cuidado del medioambiente no hay futuro”, expresó.

El gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, presidió la celebración del Día Mundial del Aire Puro en la Escuela Cristiana Evangélica.

El gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, presidió la celebración del Día Mundial del Aire Puro en la Escuela Cristiana Evangélica.

Ubicada en la calle Las Heras 665, en San Luis; la Escuela Cristiana Evangélica recibió la visita de Poggi, quien estuvo acompañado por la ministra de Medio Ambiente, Daiana Hissa; el ministro de Educación, Marcelo Sosa y el secretario general de la Gobernación, Victor Endeiza.

En la ceremonia, alumnos de 4º, 5º y 6º grado presentaron el proyecto “Go green today, for a better tomorrow” (Seamos verdes hoy, por un mejor mañana), declarado de interés ambiental por el ministerio de Medio Ambiente. El proyecto está vinculado al tratamiento de residuos sólidos urbanos, reconocimiento de flora y fauna autóctona, elaboración de invernaderos verdes y acciones para la mitigación del cambio climático.

La directora del establecimiento, Marta Martínez de Urquiza transmitió  que “es un día de gran alegría y precioso para nosotros, porque sentimos que las autoridades provinciales se ocupan de las actividades diarias de la escuela”.

Poggi junto a los alumnos de 4°, 5° y 6° grado de la Escuela Cristiana Evangélica.

Poggi junto a los alumnos de 4°, 5° y 6° grado de la Escuela Cristiana Evangélica.

El jefe de Estado dijo que  le “gusta mucho visitar a las escuelas” porque “tengo muy claro que la educación inclusiva y de calidad es la clave para el progreso de un pueblo”.

“La educación ambiental es la que ayudará a que todos puedan cuidar el medioambiente. No hay futuro sin presente; si no cuidamos el agua, el aire, el suelo, la flora y la fauna, no existe el futuro”, agregó Poggi.

El proyecto, encabezado por la profesora de inglés, Liliana Rivero; contó con la participación de alumnos y padres, en la que estudiaron de manera pormenorizada el aprovechamiento de la tierra para poder disfrutarla y cuidarla, lo cual tuvo sus orígenes en un texto de UNICEF acerca de un tratado de paz entre medioambiente y progreso.

Los estudiantes recibieron cuatro capacitaciones desde el Ministerio de Medio Ambiente para ayudarlos en la concreción de la iniciativa.

La ministra Hissa agradeció  a los directores, profesores, chicos y padres por el aporte al medioambiente: “Hoy celebramos el día del aire puro, un día ideal para usar menos medios de transporte que quemen combustible y reemplazarlos por la bici u otro medio sustentable, recordarles a las industrias que existen muchas formas de producción limpia que no afectan de manera negativa la productividad, pero sí de manera positiva al medioambiente. Es un buen día para generar conciencia”.

Los alumnos cantaron “I’m living in San Luis” (Estoy viviendo en San Luis), preparada por ellos mismos. Destacaron frases como “En San Luis hay vida en todos lados”, “Estamos viviendo en el aire puro” y “Todos los ríos están limpios”.

Luego, se hizo una entrega simbólica de los certificados a tres de los 54 alumnos bautizados como Embajadores Ambientales. Paula Suárez recibió el reconocimiento en representación de 4º grado, mientras que Keren Medero y Juliana Baigorria, lo hicieron en nombre de 5º y 6º grado.

Los alumnos juraron como embajadores ambientales.

Los alumnos juraron como embajadores ambientales.

La actividad terminó con la jura de los estudiantes como Embajadores Ambientales. Prometieron “defender el mundo todos los días y cuidar a los animales de cazadores y asesinos”.

Video: Daiana Hissa, ministra de Medio Ambiente

Video: Marta Martínez de Urquiza, directora Escuela Cristiana Evangélica

Video: Liliana Ribero, profesira de ingles y alunmas de 4º y 5º grado

Nota: Andrés Acosta

Fotos: Marcelo Lacerda

Video: Sergio Nieto

Edición: Luciana Picca