Varios interrogantes rodean el asesinato del joven Fabio Exequiel Fernández, que fue encontrado ayer en un baldío lindante a los barrios El Lince y El Hornero “viejo”; puesto que algunas situaciones, todavía no claras, hacen que sean muchas las conjeturas y las líneas investigativas que se manejan en torno al caso. Hubo allanamientos y hoy se le hará la autopsia.

Hubo allanamientos y hoy se le hará la autopsia

Hubo allanamientos y hoy se le hará la autopsia

Por un lado, se supo que no se trataría de un robo, ya que el joven de 20 años, tenía consigo efectos personales como un anillo y un reloj, según detalló Relaciones Policiales.

Por otro, presentaba un orificio producido por un disparo de arma de arma de fuego a la altura del pecho. Cerca de su cuerpo se encontraron fragmentos o partes de un revólver calibre 22, tales como cañón y tambor.

Se observó además, cerca de su cabeza, una especie de bloque de cemento de unos 17 x14cm con manchas presumiblemente de sangre. Todo su rostro estaba inflamado y ensangrentado con pérdida de piezas dentarias, quizás producto de los certeros golpes con ese elemento contundente.

Un vecino de lugar, cuando ocasionalmente pasaba por ese lugar lo encontró y dio aviso a la Policía. Estaba vestido con un pantalón de jean, remera negra, camisa clara, borceguís y en posición boca arriba.

Su ubicación se situaba a unos 50 m en diagonal noreste, del predio que posee la sucursal El Lince del supermercado Aiello y  en medio de un descampado donde finaliza la calle Salvador Segado, en su extremo este.

El joven se había ausentado desde la noche anterior de su casa ubicada en la manzana H del barrio Maximiliano Toro y fue encontrado alrededor de las 10:00 de la mañana. Varios vecinos de la zona pasaron antes de esa hora por el sitio y no vieron absolutamente nada y, si bien se trata de un baldío, tiene yuyos relativamente bajos por lo que desde la calle se puede observar si alguien está pasando o está parado en el lugar.

Esta situación lleva a conjeturar que el joven fue llevado a ese lugar contra su voluntad o por sus propios medios, se lo golpeó y se le disparó allí y no fue arrojado, ni llevado sin vida. Además presentaba rasguños en sus brazos, lo que significaría una pelea previa con su o sus asesinos.

Otra situación particular es que el joven, ni para ir al centro, ni a la facultad -estudiaba Contaduría en la Universidad Católica de Cuyo-  debía pasar por ese lugar, ni mucho menos ir hasta ese descampado para volver luego hacia la zona norte u oeste de la ciudad. Eso sería un recorrido ilógico.

Lo que descartaría un asalto al voleo u ocasional y las pistas se orientarían hacia sus actividades privadas o hacia sus amigos o conocidos.

Su ubicación se situaba a unos 50 m en diagonal noreste, del predio que posee la sucursal El Lince del supermercado Aiello

Su ubicación se situaba a unos 50 m en diagonal noreste, del predio que posee la sucursal El Lince del supermercado Aiello

De hecho, ayer, se hicieron dos allanamientos: uno de ellos en la vivienda de la víctima, donde se secuestraron efectos personales de la misma, a partir de los cuales, creen los investigadores, se podrá establecer con quien mantuvo contacto las últimas horas con vida.

El segundo de estos se hizo en un domicilio situado en el barrio Lucas Rodríguez, donde vive un joven conocido del fallecido. Allí también secuestraron elementos informáticos y aparatos de telefonía celular móvil para ser peritados.

A partir de allí, se ha establecido que, la noche del lunes, habría mantenido comunicación con otra u otras personas a través de las redes sociales y luego salido de su casa.

Hoy se llevará a cabo la necropsia conforme a lo ordenado por su señoría y se recibirán los testimonios y declaraciones de familiares, amigos y conocidos de la víctima, para poner un poco de luz a este oscuro caso.

Cabe destacar que en el lugar del hallazgo se hizo presente, además del personal policial encabezado por el propio Jefe de la Policía, Guillermo  Valdevenitez, el Juez del Crimen Nº 1 Sebastián Cadelago Filippi y el Fiscal Ernesto Luttens.

El cuerpo fue examinado en el lugar por el médico policial Samper Battini y a las 13:30 de ayer, el cuerpo fue trasladado por los bomberos de la Policía a la morgue judicial.