Fue convocada el jueves a las 18:00, desde el Ministerio de la Vivienda, para que sus futuros propietarios pudieran comprobar que las casas están finalizadas y que no puede establecerse una fecha de entrega debido a que la Municipalidad de la ciudad de San Luis no aprueba las conexiones de agua y cloacas presentadas hace meses.

Primeramente los beneficiarios recorrieron el barrio y cada uno fue a su casa para visitarla una vez más. Así constataron que están listas para ser habitadas.

Reunión informativa con preadjudicatarios y la empresa constructora

Reunión informativa con preadjudicatarios y la empresa constructora

En la reunión, el coordinador del Ministerio de la Vivienda, Esteban Rodríguez, resumió el objetivo de la convocatoria: “Queríamos que ustedes pudieran apreciar que el barrio está en condiciones de ser entregado, pero la empresa no logra obtener la aprobación de las conexiones de los servicios de agua y cloacas por parte de la Municipalidad de la ciudad de San Luis, y que supieran que nuestro objetivo y del gobernador, Claudio Poggi, es entregar estas viviendas cuanto antes”.

Los detalles sobre todas las gestiones que ha realizado la empresa Vimeco desde antes de que se iniciaran las obras, los brindó el arquitecto Gustavo Pes: “Este loteo cuenta con las aprobaciones de prefactibilidad desde el año 1998. Eso significa que se pueden realizar las obras porque se pueden brindar los servicios básicos, pero desde que comenzamos con la construcción de las casas, no logramos que nos entreguen la aprobación de las conexiones. De hecho, en enero de este año, nos solicitaron modificar algunas cuestiones sobre los metros de los frentes y nos volvieron a aprobar los planos, pero siguieron sin darnos ese papel, que es lo único que nos falta para que el Gobierno provincial reciba la obra y entregue las viviendas”.

Viviendas Progreso en la manzana B del barrio de 56 casas

Viviendas Progreso en la manzana B del barrio de 56 casas

Pes les explicó a las familias que la única respuesta que les brindó la Intendencia, fue que realizaran las conexiones con nexos incluidos a una toma ubicada en el Puente Favaloro, “una obra faraónica que cuesta más de lo que costaron las 56 viviendas, que, por su consumo, no perjudican de ninguna manera los servicios de las demás casas de la zona. Hemos presentado notas, pedidos de audiencias con el intendente, Enrique Ponce, sin obtener respuesta, y llegamos a la instancia de enviar dos cartas documento con las que estamos agotando las herramientas de reclamo”.

Por su parte, el arquitecto Daniel Guibelalde, jefe de programa Construcción de Viviendas del Ministerio de Hacienda y Obras Públicas, reforzó la explicación del representante de la empresa constructora: “Este loteo estaba planteado inicialmente para una cantidad muy superior de viviendas, es por eso que se aprovechó, pero con esta obra nos sucede lo mismo que con las demás obras que el Gobierno provincial quiere realizar en la ciudad de San Luis, porque no encontramos el acompañamiento del Municipio. La Provincia construye obras en todas las localidades y no tenemos ningún obstáculo porque el intendente, independientemente de su color político, acompaña el desarrollo del pueblo, pensando en el bienestar de sus vecinos”.

El funcionario coincidió que la dimensión del barrio en nada afecta el correcto funcionamiento de los servicios básicos de las demás viviendas que lo rodean: “por eso el requerimiento de la Municipalidad de efectuar la obra de los nexos en la zona del Puente Favaloro es excesivo”.

Espontáneamente, los vecinos tomaron la iniciativa de convocarse para acudir a la intendencia de la ciudad a solicitar ser escuchados por el intendente, para que la empresa logre finalizar los trámites que le permitan entregar la obra y, por ende, establecer la fecha en la que sus futuros propietarios estarían en condiciones de habitarlas.

 

Nota y fotos: María José Barroso – Prensa Ministerio de la Vivienda