Hace un año, el Gobierno de San Luis inauguró el Acueducto Nogolí, que tiene una extensión de 660 km y, pocos meses después, comenzó la construcción del acueducto San Martín, que posee 285 km. A estas grandes obras se suma el Acueducto del Este, que tendrá 891 km y que comenzará a construirse antes de fin de año.

ac1

“La política hídrica de San Luis está pensada con visión de futuro, en regiones semiáridas donde la calidad y cantidad de agua es escasa”, señaló Hugo Guzmán Duran, jefe del programa Infraestructura Hídrica, del Ministerio de Hacienda y Obras Públicas del Gobierno de San Luis.

Guzmán Duran destacó además que “estas obras permiten llevar a cabo políticas agrícolas ganaderas e industriales, en regiones donde el gran condicionante fue el agua, es decir que genera el arraigo poblacional y el crecimiento exponencial de la región”.

Respecto a la implementación de este tipo de obras, el funcionario manifestó que son posibles gracias a una política hídrica que comenzó hace más de 30 años en la provincia, “primero se construyeron los diques, hoy tenemos 19 en toda la provincia, luego los acueductos y las plantas potabilizadoras para llevar agua de calidad a toda la región. Hoy tenemos más de 3 mil km de acueductos y canales”.

En referencia al nuevo acueducto que comenzará a construirse antes del fin de año, el funcionario explicó que será el más largo de la provincia y que proveerá de agua a las ciudades situadas al sureste.

Acueducto Nogolí, el último en ser inaugurado

La etapa final fue inaugurada el 30 de septiembre del 2013. Tiene como objetivo contribuir en el desarrollo económico y social de productores y habitantes de la región noroeste de San Luis.

Permite, a lo largo de 660 km, abastecer de agua cruda filtrada a localidades comprendidas en los departamentos de Ayacucho, Belgrano y Juan Martín de Pueyrredón, suministrando agua de calidad, ya sea para su posterior potabilización para consumo humano o para consumo de hacienda, en un área de influencia de aproximadamente 770.000 hectáreas.

La obra comienza en el dique Nogolí, que colecta el agua de una cuenca de 182 km2 de las Sierras de San Luis, a través de los ríos Chico y Los Molles. El acueducto, en su origen, conduce 100 litros por segundo, los que progresivamente va distribuyendo a lo largo de su recorrido.

Esta obra busca revertir la situación actual de falta de agua de calidad y cantidad necesarias en el oeste del departamento de Belgrano, oeste del departamento Ayacucho y noroeste del departamento Juan Martín de Pueyrredón, favoreciendo la salud frente a las enfermedades de origen hídrico, ayudando a promover el arraigo rural y beneficiando el crecimiento de los emprendimientos ganaderos.

Acueducto San Martín, estará terminado en agosto del 2015

La obra, que se extenderá a lo largo de 285 km, abastecerá de agua para uso humano y ganadero a más de 27 localidades y parajes, y contribuirá al desarrollo social y económico del departamento San Martín.

En diciembre de 2013, el gobernador de la Provincia de San Luis, CPN Claudio Poggi, firmó el decreto de adjudicación para iniciar la construcción del acueducto que cambiará la vida de miles de personas, generando mayor arraigo rural, beneficiando a productores y evitando la proliferación de enfermedades hídricas.

En San Martín, la obra,  se extenderá a lo largo de 285 km, y abastecerá de agua para uso humano y ganadero a más de 27 localidades y parajes

En San Martín, la obra, se extenderá a lo largo de 285 km, y abastecerá de agua para uso humano y ganadero a más de 27 localidades y parajes

La construcción de este nuevo acueducto tiene como propósito contribuir al desarrollo económico y social de productores y habitantes de la región centro-oeste del departamento San Martín, en el norte de la provincia de San Luis, y posee un presupuesto de $181.985.762,61.

La zona de captación del líquido vital será en los ríos Grande y Las Chacras. Ahí se construyen dos azudes que se desvían a una planta de filtrado y almacenamiento, para después hacer una distribución del recurso.

El agua será para exclusivo uso humano y ganadero.  Para el consumo de hacienda, se suministrará agua a un sector productivo aproximado de 150.000 has.

Lugares que se beneficiarán de manera directa con la obra: Las Chacras, El Paraíso, Los Pocitos, Villa de Praga, Guanaco Pampa, San Isidro, Puerta Colorada, Rincón del Carmen, Tala Verde, Las Aguadas, Las Lagunas, La Cocha, San Martín, Guzmán, Cabeza de Novillo, Lagunas Largas, El Puesto, Casa de Piedra, Potrerillos, La Ramada, San Rafael, Planta de Sandía, El Divisadero, El Algarrobal, Los Lobos (zona alta), El Quebracho y Las Rosas.

 

 

Nota: Guillermo Quiroga – Prensa Ministerio de Hacienda y Obras Públicas

Foto: Archivo ANSL