Cochabamba se encuentra ubicada a 2.571 metros de altura sobre el nivel del mar. La tercera ciudad más importante de Bolivia debe su nombre a las voces originarias “Cocha” y “Phampa”, las que unidas significan “pampa húmeda”. El valle de tierra fértil y productivo que rodea a esta ciudad, honra las voces de los pueblos originarios en su denominación.

Cochabamba es la tercera ciudad más importante de Bolivia

Cochabamba es la tercera ciudad más importante de Bolivia

La rutina cotidiana de la localidad no escapa a las pasiones clásicas que desatan todos los procesos políticos preelectorales. El próximo 10 de octubre, las naciones bolivianas – de ese modo han elegido denominarse- concurren a las urnas para elegir quien guiará los destinos del país durante los próximos cinco años.

Evo Morales, actual presidente, es quien marcha primero en todas las encuestas, seguido a una considerable distancia, según los sondeos preliminares, por su principal rival, Samuel Doria Medina.

La Plaza Colón de “la ciudad de la eterna primavera”, se ve atravesada por el entusiasmo que despiertan las próximas elecciones. Los integrantes de esta comunidad deberán elegir, además del presidente y vice, a 4 senadores, 19 diputados y 1 representante de organismos supraestatales.

Más allá de las pasiones preelectorales, la actividad económica continúa su marcha. A la histórica producción agrícola, se ha sumado una floreciente actividad petrolífera, automotriz y alimenticia. Al nuevo movimiento industrial de la zona, se suma la radicación de una de las principales plantas de producción de energía eléctrica del país.

Con una población que supera el millón de habitantes, Cochabamba está en el corazón de Bolivia, sus vestigios de la época de la colonia le imprimen un admirable estilo virreinal, el cual sumado a su legendaria historia y sus tradiciones, la transforman en una de las ciudades más atractivas del altiplano.

Hasta aquí llegó el gobernador de San Luis, Claudio Poggi, acompañado por el ministro de Educación, Marcelo Sosa, para disertar sobre las políticas públicas en educación que se desarrolla en la Provincia y para recibir la Orden Vanguardia Educativa al Mérito.

A esta cultura tan diferente a la idiosincrasia y tradiciones puntanas, la unen inexorables puntos de conexión que van mucho más allá de la integración de la comunidad boliviana radicada en la provincia.

Este país se encuentra desarrollando, al igual que San Luis, un fuerte impulso a las políticas educativas destinadas al nivel inicial y el desarrollo de establecimientos educativos de, al menos, modalidad bilingüe, conviviendo el español con las lenguas originarias. En Bolivia, como en las comunidades Huarpes y Ranqueles de San Luis, se siguen conservando las voces ancestrales de los pueblos originarios de América.