Hoy comienza el Mundial de Robótica en Joao Pessoa y los 10 puntanos que representarán al país ultiman detalles en sus robots.

Los chicos ultiman detalles de mecánica, electrónica y programación

Los chicos ultiman detalles de mecánica, electrónica y programación

En un clima en el que se respira ansiedad, los 10 estudiantes de San Luis ponen a punto los dos robots que, a partir de mañana defenderán los colores de Argentina en la RoboCup 2014 de Brasil. Iron Fénix Team e Hidra´s Team son los equipos puntanos que competirán en las categorías Rescate Junior A y B, hasta el 25 de julio. El objetivo es estar a la altura de los diferentes desafíos que ofrece un certamen de robótica en el que participan más de 4 mil estudiantes de 45 países del mundo.

A menos de 12 horas de que empiece la competencia de robótica más importante del planeta, la concentración invadió la sala de estar del Hotel Tropical Tambaú. Fue el lugar elegido por los profesores, para que los chicos ultimen detalles de mecánica, electrónica y programación pensando en llegar de la mejor manera a la competencia.

Además, los estudiantes practicaron la presentación oficial que deberán realizar ante un jurado calificado, antes de que empiece la competencia propiamente dicha. Allí, en inglés, como lo indica el reglamento de la RoboCup, cada equipo tendrá que explicar detalladamente qué piezas utilizaron para la creación del robot, cuál fue la metodología de trabajo y cuestiones específicas del funcionamiento.

El nerviosismo es grande, pero las ganas y la pasión que nuestros chicos demuestran por la robótica, hace que aquellos argentinos amantes de la disciplina, se ilusionen y sueñen con un desempeño que deje los colores celeste y blanco en lo más alto.

Se acerca el gran día

Para estos 10 chicos, el domingo 20 de julio, será una fecha difícil de olvidar. El día comenzará a las 9:00 cuando deban registrarse para ingresar al impresionante predio donde se realizará la RoboCup 2014.

Luego, tras la ceremonia de apertura, los robots pasan a las arenas de prueba. Allí es donde los participantes realizan calibraciones y miden, entre otras cosas, velocidades y ángulos de giro pensando en maximizar la performance en la pista de competencia.