El próximo martes 29 de julio, se celebrará una nueva entrega de escrituras del Plan “Mi Casa, mi escritura” y de decretos de readjudicación de 54 viviendas. El emotivo acto se desarrollará en Terrazas del Portezuelo.

 Así lo confirmó la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero, quien recordó la importancia que se le atribuye a este tipo de actos administrativos: “Son realmente muy emotivos. Se llenan los ojos de lágrimas cuando ves acercarse a los nuevos adjudicatarios o a los que lograron escriturar su vivienda”.

Volver a adjudicar, un matrimonio recibe la documentación de su vivienda

Volver a adjudicar, un matrimonio recibe la documentación de su vivienda

Detrás de la concreción de los sueños de cada una de las diferentes realidades de estas personas, hay un enorme trabajo en equipo, “todos los que nos desempeñamos en el ministerio tenemos el mismo objetivo y trabajamos arduamente para cumplirlo y es que todos los sanluiseños o los que eligieron nuestra provincia como su lugar en el mundo, se merecen vivir en una vivienda digna y con todos los papeles en regla, como suele decir el gobernador” explicó la ministra.

El Ministerio de la Vivienda tiene dos políticas igual de importantes: “Mi casa mi escritura”, para que los que deseen escriturar su casa de forma accesible. La funcionaria destacó la responsabilidad social del Colegio de Escribanos que se acomodó a las circunstancias para que pudiera facilitar la escrituración.

Hay dos tipos de escrituras: las que tienen hipoteca porque aún no han terminado de pagar las cuotas de la casa y las sin hipotecas porque están canceladas. El costo para el primer caso es de $800 y será incluida en la factura de la cuota. Puede pagarlo en ocho cuotas consecutivas de $100 y en el segundo caso, es de $500 pagaderos en cinco cuotas consecutivas de $100 y como ya no debe abonar cuotas, el vecino recibirá una boleta aparte durante cinco meses.

La otra política es la de volver a adjudicar: “Hay casos particulares en donde la vivienda que adjudicamos, su titular demostró que no la necesitaba o tenía otra vivienda, o la vendió, o la alquiló y en definitiva, los que de buena fe están viviendo en esa casa, no son adjudicatarios. En la medida en que no haya usurpación ni causa judicial de por medio, a través de un proceso administrativo totalmente claro y transparente, readjudicamos. Del adjudicatario original pasa a quienes verdaderamente la necesitan” concluyó la ministra Lucero.

Desde el lanzamiento del Plan “Mi casa, mi escritura” se han completado 782 trámites y se han vuelto a adjudicar más de 450 viviendas, cuyos titulares originarios no cumplieron con el objetivo social de la casa.

 

Nota y fotos: María José Barroso – Prensa y Comunicación Ministerio de la Vivienda.