El polo tecnológico de la ULP sigue creciendo. Con el cuarto edificio en construcción y con propuestas que benefician a los empresarios, la casa de estudios convoca a los emprendimientos que nacen desde el programa Nuevas Empresas de Jóvenes Sanluiseños y, también, a pequeñas firmas.

Algunos de los beneficios de radicarse en el PILP son infraestructura de primer nivel, facilidades en los alquileres y recursos humanos especializados

Algunos de los beneficios de radicarse en el PILP son infraestructura de primer nivel, facilidades en los alquileres y recursos humanos especializados

La industria tecnológica se afianza en la provincia. Con la construcción del cuarto edificio del Parque Informático de la Universidad de La Punta (ULP), se prevé la radicación de más empresas del sector IT, que se sumarán a las 23 firmas existentes. El objetivo es que los empresarios del programa Nuevas Empresas de Jóvenes Sanluiseños, al igual que pequeñas compañías, puedan instalarse en el polo informático puntano.

Las empresas que dan sus primeros pasos en la provincia, cuentan con un lugar en el Parque Informático La Punta (PILP). En este espacio de desarrollo, el Gobierno de San Luis les brinda múltiples beneficios, a través de la Ley Provincial de Promoción de la Industria del Software, entre ellos: infraestructura de primer nivel, facilidades en los alquileres y recursos humanos especializados.

Para sumar más firmas al polo tecnológico puntano, directivos del PILP se reunieron con emprendedores de nuevas empresas de jóvenes sanluiseños, abocadas al desarrollo de software, entre ellas, Delta Geeks y Man, servicios y tecnología.

De esta manera, el PILP fomenta el crecimiento y el desarrollo de estos emprendimientos. Además, la instalación de una nueva empresa en el Parque informático significa una forma de ingresar al mercado tecnológico y, al mismo tiempo, contribuir al crecimiento de la provincia.

Tabarsi, una nueva empresa en el PILP

La firma desarrolladora de software Tabarsi Solutions nació en noviembre del 2012, a partir del programa Nuevas Empresas de Jóvenes Sanluiseños, y es una de las 23 firmas que conforman el PILP. La compañía realiza servicios integrales de soluciones tecnológicas en el campo de la producción, gestión pública, comercial y educativa. Entre otros servicios, ofrece el desarrollo de sitios web y sistemas de software para comercios, ONG, e instituciones, entre otras entidades.

 

Nota y fotografía: Prensa Universidad de La Punta