La Selección busca enfocarse de lleno en lo que será el duelo del miércoles ante Holanda  para así acariciar el sueño de todos: la Copa del Mundo. Confirmada la baja de Di María y con Agüero ya recuperado, Sabella deberá decidir si le devuelve la titularidad y si toca el esquema  tratando de contrarrestar el temible poderío ofensivo de los europeos.

La Selección Argentina ya piensa en lo que será el gran choque ante Holanda por una de las Semifinales.

La Selección Argentina ya piensa en lo que será el gran choque ante Holanda por una de las Semifinales.

Las ilusiones en la delegación argentina (así como en todo el país) están verdaderamente por las nubes. Con un desempeño que fue de menor a mayor, la Selección clasificó a las Semifinales de un Mundial luego de 24 años sin poder alcanzar dicha instancia. Aunque la última victoria ante Bélgica fue sólo por 1 a 0, la ‘Albiceleste’ alcanzó en dicho encuentro su mejor juego en lo que va del certamen y esto acrecentó aún más las esperanzas.

Sin embargo, la Copa del Mundo no da tiempo de ‘dormirse en los laureles’ porque a la vuelta de la esquina está el siguiente compromiso. Precisamente por eso, los dirigidos por Alejandro Sabella deben dejar de lado por un rato la euforia para así enfocarse de lleno en lo que será elpartido del miércoles ante Holanda (desde las 17 en San Pablo). Si bien Argentina ya se aseguró quedarse en Brasil hasta el último día, está claro que el único objetivo que tiene por delante es jugar el último partido que será la final el domingo (caso contrario deberá afrontar el encuentro por el tercer puesto el sábado).

Pero no todas son buenas entre tanta alegría para Sabella, ya que en el último duelo ante los belgas perdió a uno de sus baluartes, que a la vez estaba siendo de los más regulares: Ángel Di María. Ayer, el médico Daniel Martínez confirmó que ‘Fideo’ se perderá el partido de Semis, aunque alimentó las esperanzas de que pueda llegar a una eventual final (cuando ya se hablaba de que quedaría afuera de la Copa) porque sólo padeció una “leve lesión de grado 1” en el recto anterior del muslo derecho.

Ante esto, ‘Pachorra’ deberá dirimir quién será su reemplazante. En principio, quien corre con mayores chances es Enzo Pérez, ya que lo reemplazó ante Bélgica y tuvo una muy aceptable actuación. Sin embargo, el entrenador deberá analizar si no encuentra otro ‘candidato’ que se ajuste más a las necesidades que exige el temible poderío ofensivo de los europeos. Una posibilidad sería Ricardo Álvarez, quien cumple un rol más similar al del jugador del Real Madrid, debido a que puede colaborar más en el retroceso.

Para contrarrestar esto, el DT también cuenta con una buena, aunque no la misma no dejará de generarle un dolor de cabeza (mucho más positivo, claro está). Se trata de que Sergio Agüero, quien estuvo en el banco en el último partido pero no sumó minutos, ya está totalmente recuperado del problema muscular que tenía en el bíceps femoral izquierdo, en su tercio distal, de grado 1 y hasta pudo participar de un ensayo de fútbol con los sparrings.

La recuperación del ‘Kun’ provoca que Sabella deba definir si le devuelve la titularidad y, de ser así, a quién relegará del primer equipo. Ezequiel Lavezzi, que fue su reemplazante, es quien parecería tener todos los ‘números’ para abandonar la formación inicial.

Otras incógnitas a resolver pasan por definir si le renueva la confianza a Martín Demichelis en el fondo o le da otra chance a Federico Fernández y le devuelve la titularidad. Mismo caso es el de Lucas Biglia, quien sustituyó a Fernando Gago y cumplió un buen trabajo. En tanto, es casi un hecho que regresará Marcos Rojo después de haber cumplido con la suspensión por acumulación de amonestaciones y así saldría José Basanta.

Todo esto Sabella intentará comenzar a develarlo en la práctica matutina que la delegación tendrá por éstas horas. ¿Habrá cambio de nombres y esquema?

Fuente y foto: Playfútbol.