Ayer, en conferencia de prensa, Rosario Bragagnolo, jefa del Programa Desarrollo y Protección Social, informó sobre la jornada “Derecho a vivir una vida sin violencia” y las actividades que se llevan adelante en la escuela para padres.

Rosario Bragagnolo, jefa del Programa Desarrollo y Protección Social

Rosario Bragagnolo, jefa del Programa Desarrollo y Protección Social

El miércoles 2 de julio, de 15:00 a 17:30, en el Salón SMATA, ubicado en Chacabuco y Montevideo de Villa Mercedes, el Consejo Provincial de la Mujer y el Centro de Asistencia a la Víctima del Delito, realizarán una jornada de sensibilización e información denominada “Derecho a vivir una vida sin violencia”.

El espíritu de la jornada es generar sensibilización sobre el tema de la violencia de género, apuntando a la generación de conciencia y reflexión, en cuanto a que la violencia no solo afecta la intimidad de las relaciones familiares, sino que la trasciende y la transforma en un problema social. El encuentro está destinado a la población en general y la entrada será libre y gratuita. Los encargados de transmitir los conocimientos serán profesionales del subprograma Mujer y Comunidad y del Centro de Asistencia a la Víctima del Delito.

Escuela para padres

En cuanto a las actividades que se desarrollan al interior de la escuela para padres mencionó que, el 30 de junio, comenzó una capacitación destinada al personal de los jardines maternales provinciales. Este aprendizaje se brindará en tres talleres semanales, tomando como base los ejesrectores de parentalidad positiva, donde las asistentes se convertirán en agentes multiplicadores transmitiéndoles, posteriormente, estos principios básicos a los papás de los niños que asisten a los Jardines.

En la primera etapa del taller se trabajaron cinco principios de aprendizaje para una parentalidad positiva, ellos son:

  • Para que los niños estén bien, los padres deben estar bien.
  • Para ser mejores padres, se requiere contacto, tiempo y dedicación para conocer, proteger y dialogar con nuestros hijos.
  • Los niños requieren ser cuidados y la guía apropiada para su sano desarrollo.
  • Corregir la conducta de los niños sin dañar su corazón.
  • Los conflictos nunca se resuelven con la violencia.

 

 

 

Nota y foto: María Laura Cabrera – Prensa Ministerio de Inclusión Social