El conjunto de Pekerman abrió la cuenta con James Rodríguez y luego amplió con Juan Quintero (asistencia de Teo Gutiérrez). Los “Cafeteros” terminaron 2-1 arriba de Costa de Marfil -descontó con un golazo de Gervinho– en Brasilia, lideran en el Grupo C y están prácticamente en la próxima ronda.

Colombia ganó y piensa en octavos de final

Colombia ganó y piensa en octavos de final

El conjunto sudamericano fue protagonista de la primera acción de peligro en el partido con un remate cruzado de Teófilo Gutiérrez. De todos modos, ambos comenzaron con cautela, sin tomar tomar el rol principal y con un ritmo sereno típico de la especulación.

El juego se encendió de a poco, con el equipo de Pekerman más prolijo que su rival. Si bien la posesión era repartida, y ninguno era claro dominador, los jugadores colombianos eran más peligrosos en la ofensiva.

Los avances del equipo africano estaban vinculados a desatenciones defensivas y desordenes posicionales en la primer línea. Colombia aprovechaba para salir en velocidad por los extremos, con la rapidez de Cuadrado e Ibarbo. Así fue como, luego de un contraataque, Teo volvió a fallar de frente al arco.

Colombia derrotó a Costa de Marfil

Colombia derrotó a Costa de Marfil

Así se marchó la primera parte, sin un protagonista definido. Con Costa de Marfil más involucrado con el desarrollo, pero con Colombia más cerca del gol cuando sacaba rápido una réplica y aprovechaba los espacios que dejaba su rival al avanzar.

En el complemento, entró Didier Drogba. El entrenador francés Sabri Lamouchi que dirige a los marfileños quiso dar más peso ofensivo a su equipo, mientras Colombia todavía disponía de más claridad en el ataque. Sin hacer mucho mérito, las falencias defensivas africanas ayudaban a que las aproximaciones cafeteras sean más punzantes.

En un tiro de esquina llegó la apertura del marcador. Pero no fue ni Mario Yepes, ni Christian Zapata. El volante creativo James Rodríguez se anticipó en el primer poste con un cabezazo letal que dejó sin reacción al portero Barry Boubacar.

Costa de Marfil salió a buscar el empate, pero eso no solucionaba sus problemas de retroceso. Un contraataque colombiano, que superaba en número a los defensores africanos, aumentó la ventaja. El joven futbolista del Porto, Juan Quintero, definió cara a cara con el portero para el 2-0.

Con las anotaciones del equipo de Pékerman se destapó el partido y llegó el descuento. Los Elefantes encontraron esperanzas con un gol de Gervinho, el delantero de la Roma, quefusiló a Ospina y le puso suspenso cierre.

Para los últimos minutos, el repliegue de Colombia fue total, Ospina respondió y atrapó todos los balones que cayeron dentro del área, e incluso, salió a despejar como un libero un avance deDrogba.

Colombia nunca logró dos victorias en sus anteriores apariciones mundialistas, aunque ya haya superado una vez la fase de grupos. Si bien jugó los octavos en Italia 90, cuando fue uno de los beneficiados por añeja reglamentación que también clasificaba a los mejores terceros, nunca logró ganar dos veces.

Nota y foto: Playfutbol