En las tribunas, la gente no dejó de moverse al ritmo de la música del carnaval. Y con aplausos recibieron la primera carroza de la escuela Sierras del Carnaval, cuya temática gira en torno al Pueblo de la Independencia. Luego, le tocó el turno a la escuela de samba que acompañó a las carrozas Inicio de la Tierra y Culturas Originarias.

El brillo y el color predominaron en la carroza

El brillo y el color predominaron en la carroza

Con tambores y con la presencia de la corte del Carnaval, el rey Momo, comenzaron a desplazarse las escolas de San Luis y Brasil desplegando todo el brillo en cada paso de danza.

Los portabanderas con el estandarte de San Luis y la escuela puntana fueron uno de los más aplaudidos, que con el color de sus trajes dejó a todos hipnotizados además de la majestuosa carroza en homenaje al pueblo puntano de la independencia.

Con tambores que hacían temblar el sambódromo ingresó la batería azul y verde con su reina Camila Partenza.

El brillo y el color predominaron en las carrozas

El brillo y el color predominaron en las carrozas

De todos los puntos de San Luis, de los barrios, del interior llegaron los más de 750 pasistas puntanos para mostrar todo su espectáculo. De Brasil llegaron 1600 integrantes de Portela, Unidos de Tijuca, Salgueiro, Mangueira, Unión de Ilha, entre otras, para desplazarse por el sambódromo y contagiar a la gente con su magia.

Las baterías de Mangueira y Union de Ilha con sus reinas Viviane Araujo y Monalisa Carvalho se hicieron sentir, trayendo mágicamente el espíritu del Marqués de Sapucai, corazón y alma de los sueños de carnaval.

Culturas Originarias fue la encargada de cerrar el desfile del carnaval con todo el colorido de su carroza y los trajes de los bailarines que la acompañaban al ritmo de la música.