Los procedimientos se desarrollaron esta tarde en dos casas del barrio 109 viviendas. Se allanaron las propiedades, se secuestraron los elementos para la causa y se detuvieron a dos hombres mayores de edad.

Durante varias horas, la brigada de calle de la División de Lucha contra el Narcotráfico llevó a cabo tareas de incautación de estupefacientes, luego de haberse librado las correspondientes órdenes de allanamiento.

El personal de la dependencia ya venía trabajando en las tareas investigativas para dar con los responsables que regenteaban estos centros de distribución de droga, que comúnmente se denominan “quioscos”.

“Generalmente estos centros se ubican en distintos barrios de nuestra ciudad, y venden droga fraccionada, es decir en pocas proporciones, para el menudeo”, manifestó el Crio. Darío Sosa, jefe de la División de Lucha contra el Narcotráfico.

En ambas viviendas se secuestró sustancia vegetal, compactada y en picadura similar a la marihuana, que se encontraba fraccionada en envoltorios de nylon y en cigarrillos armados. Además, sustancia pulverulenta de color blanco similar a la cocaína, también fraccionada en envoltorios, dinero en efectivo, balanzas de precisión, y demás elementos de interés para la causa.

En cuanto a las detenciones, se logró capturar a dos personas que son los responsables de estos centros de venta de estupefacientes. Y previo a los allanamientos realizados, también se detuvieron a eventuales compradores que se encontraban en el lugar.

En estos momentos, los detenidos están alojados en la División a la espera de la solicitud del Juzgado Federal de San Luis para iniciar las actuaciones correspondientes.

De los procedimientos, participó además, personal de la Policía Caminera, del Comando Radioeléctrico y de Canes detectores de estupefacientes de la División de Lucha contra el narcotráfico.

Nota y fotos: Eugenia Catalfamo, Prensa Ministerio de Seguridad