Hoy se cumple un mes de la tragedia en Villa Gesell. La familia Ochoa tiene un primer encuentro con las cámaras, recuerdan a Priscila y agradecen a toda la gente que se solidarizó con ellos, a partir de ese momento de inexplicable dolor, a través de una entrevista que se ve reflejada en el siguiente video.

“Priscila era nuestro sol, nuestra vida. Era una niña muy divertida, le gustaba la música, le gustaba juntarse con amigos, le gustaba hacer actividades al aire libre, jugar al vóley. No le gustaba el encierro ni las cosas tristes”, contaba Valeria Montalvini, mamá de Priscila.

“Creemos que la mejor forma de recordarla es haciendo parte de las cosas que ella hubiera querido”, expresaba Valeria, comentando que el 18 de febrero, día del cumpleaños de Priscila, esperan poder festejar su cumpleaños como ella solía hacerlo, con amigos, en la pileta, compartiendo un asado y jugando al vóley.

“Es una forma nuestra, de devolverle a todos los chicos y a todas las personas que estuvieron con nosotros, ese granito y ese apoyo que tuvieron, que puedan compartir con nosotros y, en parte, con ella también, porque su alma y su energía siguen estando con nosotros”.

Valeria comentó que de todos ellos, quien había tenido mayores complicaciones físicas era Salma, de 11 años, que había sufrido quemaduras en los pies y una lesión mínima en uno de sus ojos, pero que al día de la fecha se encuentra sana y saludable.

Por su parte, Fabián Ochoa, papá de Priscila, como acto de agradecimiento, expresó: “Desde el gobernador de la provincia que no hizo alarde de su envestidura, sino de la persona solidaria que es, Claudio Poggi, se tiene que agradecer porque estuvo incondicionalmente, permanentemente al lado nuestro, igual que su señora esposa Sandra, el ministro de Salud, Gastón Hissa. El jefe de Ceremonial y Protocolo que estaba de vacaciones por ahí cerca, Mauricio del Castillo”.

“Muchas familias se acercaron de Villa Gesell, familias de acá de San Luis que estaban de vacaciones allá. Hubo muchas personas que realmente se comportaron de una forma espectacular. Uno no cree que pueda haber tanta solidaridad, tanta gente queriendo brindar una mano”, añadió Fabián.

“Estamos muy unidos, muy unidos los tres, tenemos una familia muy grande atrás que nos está apoyando, un apoyo constante. Mucha gente que no es de la familia pero que son amigos y que en estos momentos uno ha sentido el apoyo. El cariño de los chicos, los compañeros de Priscila que nos llenan de energía”, expresó Valeria con profundo agradecimiento.

Nota: María Helena Montiel