Los antiguos dueños de la casa de José María Gatica se mostraron emocionados por el avance de las obras de la puesta en valor del hogar donde creció el ídolo mercedino.

Los antiguos dueños de la casa de José María Gatica

Los antiguos dueños de la casa de José María Gatica

José Polanco y su señora Ambrosia Loyola recordaron con nostalgia a su gran amigo Gatica: “Él fue muy amigo desde chico de mi marido, cómo será la amistad de ellos que mi esposo le cuidaba los útiles a José María para que él jugará en el terraplén a la pelota. El padre tenía un pequeño kiosco en la casa donde Gatica sacaba caramelos, chocolates y chupetines y se los daba a mi marido en pago por cuidarle los cuadernos y que no dijera nada, ahí empezó la relación de los dos José”, comentó Ambrosia.

“Para la familia Polanco es una gran alegría la puesta en valor de la casa de José María Gatica, porque José Polanco compró la casa en la década del ’50, luego de ser rematada. Muchos quisieron comprar la casa, pero nosotros no la vendíamos hasta que decidimos venderla al Gobierno de Claudio Poggi”, expresó la exdueña de la casa.

“Los turistas siempre han visitado las instalaciones de la casa y ahora con las obras que se están realizando va a ser más asistida, será un paseo que se acopla al del Molino Fénix que se encuentra a una cuadra de la casa”, comentaba Ambrosia.

“Gatica tenia mucho dinero y paraba en la casa de la madre que era común como todas las de la zona, todo esto era cañaveral, la gente le abría para que guardara el auto y él tomaba mate debajo de una planta de damasco con la madre a la mañana. Un día él estaba mateando con la madre y cuando mi marido se asoma, José María lo llama y le regala la foto”, sostuvo la amiga de Gatica.

Nota y fotos: Darío Barroso