El piloto puntano fue 50 en la general y está 16° en su categoría. Nani Roma es el nuevo puntero en los autos y hubo varios accidentes y hasta dos periodistas muertos.

El español Nani Roma realizó un gran trabajo y pasó a comandar la general.

El español Nani Roma realizó un gran trabajo y pasó a comandar la general.

Tenía razón esta mañana Omar Gándara cuando dialogaba con la ANSL y prometía llegar al punto terminal de quinta etapa del Dakar 2014en San Miguel de Tucumán y vaya se lo hizo bien…: fue 50° en la clasificación general en una excelente tarea y en el tramo más duro de la historia de la carrera en Sudamérica desde 2009.

La gran tarea del piloto puntano le valió quedar 55° en la clasificación general de la carrera a pesar de los muchos problemas que tuvo el miércoles en la cuarta etapa San Juan-Chilecito donde perdió muchísimo tiempo.

El muy buen desempeño de hoy en el tramo Chilecito-San Miguel de Tucumán, le valió ubicarse 16° -avanzó cinco puestos- en la general de la División T1 Clase 2 que reúne a los vehículos 4×4 todo terreno modificados diesel.

Con este resultado, Gándara navegado por Mauricio Lípez y a bordo de su Toyota Hilux tiene un tiempo acumulado de 38 horas 04 minutos 58 segundos y está a 18 horas 43 minutos 04 segundos del nuevo líder de la general, el español Nani Roma con el MINI.

 

La etapa más dura desde 2009 en Sudamérica

 

El Rally Dakar Argentina-Bolivia-Chile tuvo su quinta etapa, la más larga y la más dura desde que la competencia llegó a Sudamérica en 2009, indicaron sus principales pilotos, y cuyo tramo de carrera fue acortado por la organización a raíz de las altas temperaturas en La Rioja y Catamarca.

La etapa de hoy fue tan exigente para los competidores que el once veces campeón, Stéphane Peterhansel (MINI), y su compañero y ganador del día, Nani Roma, aseguraron que fue “la más difícil desde que el Dakar llegó a Sudamérica” en 2009.
Esta quinta jornada no hizo más que ratificar que el Dakar 2014 es el más duro de los cinco disputados en Sudamérica, tal como habían anticipado sus directores, Etienne Lavigne y David Castera.
El coctel que deparó la hoja de ruta, que combinó arena, dunas, piedra, lechos de ríos y mucha navegación, sumado a las altas temperaturas, fue aprovechado por los mejores, como el español Marc Coma -ganador en motos- y su compatriota Nani Roma (MINI), vencedor en autos.
Las últimas lluvias en la zona en la que se disputó la especial empeoró las cosas, ya que borró varias líneas que estaban dibujadas en la hoja de ruta, lo que desconcertó a los pilotos y complicó todavía más la navegación.
La etapa entre Chilecito y Tucumán, con 912 kilómetros totales, volvió a reunificar a todas las categorías por un mismo camino de carrera, en una especial dividida en dos tramos: el primero de 211 kilómetros y el segundo de 205, previa neutralización de 111 kilómetros.
Pero la dirección de la prueba decidió suspender para motos y cuatriciclos la segunda parte de 205 kilómetros debido a las altas temperaturas, estimadas en 47 grados, y en el caso de los autos y camiones acortó la competencia, que llegó hasta el CP1, es decir que se corrieron 107 kilómetros.
Las exigencias del camino y las altas temperaturas castigaron a hombres y máquinas. Hubo desde competidores deshidratados hasta accidentados graves.
Uno de los que sufrió un fuerte golpe fue el argentino Marco Scopinaro, copiloto de Adrián  Yacopini, tras volcar la camioneta en el kilómetro 35 de la especial: el navegante sufrió un traumatismo dorsal sin fractura y fue trasladado al hospital de Tucumán para realizarle estudios.
El calor también provocó que al menos tres motos sufrieran principio de incendio o se incendiaran completamente.
Una de ellas fue la del portugués Paulo Goncalves, quien antes de que el fuego la devorara su Honda, pensó que el español Joan Pedrero, ganador ayer, se acercaba para ayudarlo a sofocar las llamas, pero en cambio éste optó por seguir camino, en una actitud contraria al espíritu Dakar.
En autos la lucha fue cerrada en el primer tramo de la especial y los errores de navegación y los inconvenientes mecánicos fueron modificando la suerte de los ocasionales líderes, entre ellos Nasser Al Attiya (MINI) y Carlos Sainz (Buggy) pero finalmente el ganador fue Roma, quien se adjudicó así su primera etapa en este año.
El catalán Sainz, quien comenzó a correr el Dakar en 1996, primero en moto y desde 2005 en auto, no tuvo problemas con la navegación aunque se quedó encallado en la arena: “Esta fue la etapa más difícil de mi vida desde que corro en auto”, aseguró tras terminar la especial.
Roma, quien perdió unos 10 minutos encallado, completó la especial en un tiempo de 4h.27m.01s. y aventajó al sudafricano Giniel De Villers (Toyota Hilux) por 4m.20s. y a Robby Gordon por 20m.12s.
El mendocino Orly Terranova (MINI) cumplió otra gran tarea y se aseguró un cuarto puesto a 21m.44s. y relegó a Nasser Al Attiyah, quien se perdió, y a Peterhansel, quien completó el lote de los primeros seis.
Lucio Alvarez (Ford Ranger) cruzó la meta séptimo y el cordobés Federico Villagra lo hizo en el 11er. lugar, para completar así otra buena cosecha de los pilotos nacionales.
Sainz, en cambio, llegó en el 19no. lugar luego de estar más de una hora parado por un problema en el alternador de su Buggy.
Tras cinco etapas disputadas, la clasificación general tiene a Roma al frente con un tiempo de 19h.21m.54s; segundo Al Attiyah; tercero a Terranova a 31m.28s; cuarto Peterhansel a 39m.59s, y detrás a De Villiers a 41m.24s; Sainz a 59m.43s y Villagra a 1h.42m.42s.

 

El español Coma en las motos

 

En un tramo de carrera tan exigente y en el que la navegación fue clave, el catalán Coma (KTM), tres veces campeón del Dakar en motos y quien regresa este año tras la lesión que lo dejó afuera en 2013, sacó a relucir su prestigio y se adjudicó su primera etapa este año en las dos ruedas.
La primera parte del tramo de carrera resultó una odisea para los competidores que cometieron serios errores de navegación, entre ellos el chileno Francisco Chaleco López (KTM), quien se perdió y  terminó la especial en el 27º lugar.
Coma marcó un tiempo de 3h.02m.08s. y superó por 12m.54s. a su compatriota y compañero Jordi Viladoms por 12m.54s, mientras que el polaco Kuba Przygonski (KTM) terminó tercero a 22 minutos.
La sorpresa la dio el boliviano Juan Carlos Salvatierra con su sexto lugar, mientras que el mejor argentino de la jornada fue Pablo Rodríguez, quien llegó 16to., dos lugares por delante del campeón Cyril Despres (Yamaha), quien sigue sumando problemas con su moto.
Ahora, Coma lidera la general con un tiempo de 18h.45m.11s; segundo está Joan Barreda (Honda) 41m.10s; tercero “Chaleco” López a 53m.41s; cuarto Jordi Viladoms a 58m.58s. y octavo Despres a 1h.23m.30s, con lo cual el objetivo de sacar a Yamaha primera parece esfumarse, aunque en un Dakar nunca se sabe.

El catalán Marc Roma es el nuevo líder de la división motos.

El catalán Marc Roma es el nuevo líder de la división motos.

 

El uruguayo Lafuente en cuatriciclos

 
En cuatriciclos se impuso el uruguayo Sergio Lafuente (Yamaha) con un tiempo de 3h.53m.48s. y dejó segundo al chileno Ignacio Casale (Yamaha) que llegó apenas a 1m.21s; tercero se ubicó el polaco Rafal Sonic (Yamaha) a 42m.14s; y cuarto el argentino Pablo Copetti (Yamaha).
La general tiene a Casale primero con 23h.40m.35s, segundo a Lafuente a 13m.28s; tercero a Sonic a 50m.28s; cuarto a Sebastien Husseini (Yamaha)a 3h.15m.13s; quinto Copetti a más de 7 horas y sexto a Mazzuco. Clasificaciones en www.dakar.com.

 

Vuelcos e incendios

 

Lesionados, vuelcos y una moto prendida fuego son algunos de los hechos más destacados de la jornada. El español Gilbert Escalé, el francés Alain Germet y el mendocino Adrián Yacopini fueron los más afectados

El piloto español Gilbert Escalé fue internado en la sala de cuidados intensivos del
hospital Padilla, en la capital tucumana, a raíz de un accidente sufrido con su moto mientras participaba de la quinta etapa del Rally Dakar  y su estado “es delicado”, según el informe médico.

El europeo se accidentó ya en territorio tucumano, según lo informado por la Policía, y fue trasladado en un helicóptero hasta la capital provincial para su atención en el principal hospital de la ciudad.

“Escalé tiene politraumatismo renal hepático y de pelvis, además de contusión de tórax y su estado es delicado, aunque se encuentra lúcido”, informó la subdirectora del hospital Padilla, María Rubio.

El piloto ibérico, quien corría por primera vez el Dakar con una moto Suzuki y se ubicaba18vo. en la clasificación general al largarse la quinta etapa, fue derivado a la sala de cuidados intensivos donde permanece internado.

En tanto, otros dos pilotos fueron atendidos esta tarde en el mismo hospital, según el informe brindado por Rubio. El francés Alain Germet, quien corría con una moto KTM, sufrió traumatismo de cráneo y cervical con pérdida de conocimiento pero ya recuperó su lucidez, según indicó la vocero de la clínica.

Finalmente, el mendocino Adrián Yacopini, quien corría en la categoría autos con un BMWdel X-Raid Team, fue atendido por un traumatismo de tórax, abdomen y cráneo sin pérdida de conocimiento y se encuentra estable.

Además, el ruso Ayrat Mardeev, quien aparentaba ser uno de los principales candidatos a quedarse con la categoría de los camiones, perdió el control de su Kamaz y protagonizó un peligroso vuelco ante la atenta mirada de los fanáticos.

En este sentido, vale la pena recordar lo que le ocurrió al francés Étienne Lambert, quien intentaba recuperar su camioneta para culminar la etapa que unía San Juan con Chilecito y la decepción se apoderó cuando vio caer de manera insólita a su 4×4.

Por último, al inglés Peter Hardy se le incendió la moto y lo ayudaron los vecinos para que no termine en una explosión. Según el propio británico, “se rompió la manguera del tanque de nafta auxiliar y se prendió fuego la parte trasera del vehículo y gracias a la ayuda de la gente se evitó una tragedia”.

Al inglés Peter Hardy se le incendió la moto y debió abandonar.

Al inglés Peter Hardy se le incendió la moto y debió abandonar.

 

Dos periodistas que cubrían el Dakar murieron en un accidente

 

Dos periodistas que viajaban en una camioneta de prensa murieron esta tarde en la localidad de Andalgalá, Catamarca, tras protagonizar un vuelco mientras participaban de la cobertura del Rally Dakar.

El hecho se produjo alrededor de las 18 en una curva cerrada de la Cuesta del Clavillo, a unos pocos kilómetros del límite entre esa provincia y Tucumán.

Los trabajadores de prensa se trasladaban en una Ford Ranger, junto a un tercero, cuando, por causas que se intentan establecer, perdieron el control del vehículo y cayeron al vacío.

Un conductor que pasaba por la zona dio aviso a la policía, y hasta el lugar llegó personal de las comisarías de Andalgalá y de Aconquija, así como de bomberos, quienes constataron el hecho.

Por el momento, se desconoce la identidad de las víctimas, aunque una información aún no confirmada indicó que uno sería oriundo de Córdoba y el otro de Perú. El hecho es investigado por la fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial de Catamarca. Fuente y fotos: Agencia Télam – Infobae. Nota: Jorge Scivetti.