El Ministerio del Campo, a través del Programa Tecnificación y Producción Agropecuaria, llevará a cabo durante el 2014 en el departamento Juan M. de Pueyrredón un Plan Piloto sobre la Enfermedad de Aujeszky (EA), que tiene gran importancia económica por el efecto negativo que produce en el sector porcino, tanto por las dificultades que ocasiona en la comercialización de reproductores, como por su impacto en la producción, este último aspecto se manifiesta por mortalidad en animales jóvenes, patologías respiratorias y abortos.

La producción porcina ha tenido un gran crecimiento en San Luis

La producción porcina ha tenido un gran crecimiento en San Luis (foto archivo)

Los programas de control y saneamiento de la EA se ejecutarán de forma zonal y por etapas, por lo que la primera fase del programa piloto se desarrollará en el departamento Pueyrredón y luego continuará por los demás departamentos de la provincia.

La cantidad de unidades productivas afectadas en esta etapa será de 67 en un estrato que posean desde 10 hasta 50 cerdas madres, y el muestreo será llevado a cabo por veterinarios matriculados en la provincia, y acreditados en la enfermedad de Aujeszky por el SENASA.

Los veterinarios tomarán muestras de sangre de los cerdos y las enviarán al Laboratorio del Campo, donde se realizará el diagnóstico mediante la técnica de ELISA. También se realizará el diagnóstico serológico de brucelosis.

Los resultados permitirán generar los datos necesarios para conocer la realidad de la enfermedad en la zona e implementar las medidas sanitarias correspondientes para cada caso.

La generación de estrategias de desarrollo y la implementación de políticas sectoriales activas, es parte prioritaria en la política del Gobierno de San Luis y se sustenta en las necesidades de los sistemas productivos, dando respuesta a los problemas y a las oportunidades planteadas por los mercados y los diferentes actores de las cadenas de valor.

Características de la Enfermedad de Aujesky

La EA es una enfermedad causada por un virus, que afecta a varios animales, incluidos cerdos domésticos (hospedador principal) y silvestres (jabalíes). Está presente en distintas zonas de la República Argentina y suele presentarse en zonas focalizadas, aunque se ha evidenciado actividad viral en la mayoría de las regiones del país.

En los lechones muy jóvenes, las manifestaciones patológicas generales y del sistema nervioso central se acompañan de fiebre y provocan una mortalidad muy elevada. El período de incubación es sólo de 1 a 4 días. A medida que avanza la edad, se va prolongando dicho plazo hasta ocho días, y en casos excepcionales puede alcanzar las tres semanas.

Entonces prevalecen las manifestaciones generales febriles y síntomas respiratorios, a la vez que la mortalidad disminuye con rapidez. En las cerdas de vientre, el contagio vía placentaria puede originar muerte embrionaria y aborto.

Además de la edad de los animales, para la aparición de síntomas clínicos resultan decisivas las diferencias de la virulencia específicas de cada cepa, así como la dosis infectante. Son frecuentes las infecciones inaparentes; la enfermedad cursa en las piaras de engorde preferentemente sin evidenciar sintomatología.

Objetivos del Plan

El objetivo del Plan es realizar el control y saneamiento de la enfermedad, a los fines de incrementar la producción porcina provincial, y por ende, fortalecer la producción de esta actividad.

En cuanto a los beneficios y a la medida en la que se avance en el programa y en el establecimiento de medidas de bioseguridad en los criaderos porcinos, se reducen las perdidas asociadas a la enfermedad y se abren perspectivas a la comercialización de cerdos, sus productos y subproductos. Por un lado aumenta la cantidad y calidad de la producción porcina provincial e indirectamente fomenta la generación de fuentes de trabajo.

Es importante destacar que una provincia puede perder o mejorar su atractivo comercial frente a emprendedores, potenciales o existentes, dependiendo de su estatus sanitario oficial. Al adquirir y mantener un nivel sanitario, se da muestras de transparencia y, por ende, ayuda a promover la sanidad animal y la salud pública, haciéndose acreedor a la confianza de sus inversores y de la comunidad.

San Luis requiere de respuestas respecto al diagnóstico de algunas enfermedades (diagnóstico de enfermedades reproductivas, Brucelosis, Aujeszky) y es por ello que se continuará con los diseños, implementación y ejecución de Programas Sanitarios Provinciales de Control de Enfermedades acordes a las prioridades y  necesidades que presenta la realidad sanitaria provincial. Con ese objetivo se desarrollarán acciones de control de la enfermedad de Aujezsky y Brucelosis Porcina (Zoonosis).

Nota y foto: Federico Berardo-Prensa Ministerio del Campo