Así lo mencionó el gobernador, CPN Claudio Poggi, luego de felicitar a los preadjudicatarios de las 42 viviendas que se comienzan a construir en Unión y Buena Esperanza.

La ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero

La ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero

En un acto que se desarrolló poco antes de las 17:00, en el sector de la Herradura de Terrazas del Portezuelo, la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero, fue la encargada de dar la bienvenida a todos los beneficiarios que, desde localidades tan lejanas como Unión y Buena Esperanza, llegaron hasta Casa de Gobierno para compartir emocionados un día único: “Hoy firmamos la preadjudicación de 30 viviendas en la localidad de Buenas Esperanza y 12 en Unión”, explicó la funcionaria, quien para dimensionar la importancia del acontecimiento, comentó una anécdota que emocionó a todos los presentes: “En Buena Esperanza, durante el acto de adjudicación y entrega de 16 viviendas, tuve la oportunidad de dialogar con un beneficiario que me comentó que, durante un año y 14 días, estuvo yendo todos los días a ver su vivienda y el día que le entregamos la vivienda, tenía los muebles afuera. Estaba esperando la entrega de la llave para poder mudarse”, dijo la ministra Lucero, y anticipó que todos los beneficiarios de las futuras viviendas serán sus propios inspectores de obra.

El acto se realizó en el sector La Herradura de Terrazas del Portezuelo

El acto se realizó en el sector La Herradura de Terrazas del Portezuelo

Cabe mencionar que de las 30 casas que se construirán en Buena Esperanza, 19 corresponden al Plan Progreso y 11 al Sueños; mientras que en la localidad de Unión, ocho son del primer plan y cuatro del segundo.

Más adelante, y visiblemente emocionada, la funcionaria se tomó la libertad de agradecerle públicamente al gobernador la deferencia de haberla nombrado como ministra de la Vivienda: “Me siento totalmente honrada, y debo decirle que vengo de una política de Estado como el Programa Nuevas Empresas a esto tan grande (como lo es el Ministerio de la Vivienda), desde ya le agradezco”.

Las viviendas corresponden a los planes Progreso y Sueños

Las viviendas corresponden a los planes Progreso y Sueños

Por último, también realizó un comentario para reflejar su propia experiencia de vida relacionada al sueño de la casa propia: “Yo, que tengo una vivienda en Villa Mercedes en La Ribera, el día que nos llamaron para ser adjudicados fue el día más emocionante, como el día en el que recibí la vivienda, o sea que sé lo que se siente”.

Antes de agradecer nuevamente a todos su presencia en el acto, anunció que tal como lo adelantó el gobernador, en la Navidad que viene estarán entregando las viviendas en la localidad de Unión y Buena Esperanza.

Inmediatamente después, la ministra Cecilia Lucero firmó el Acta Compromiso con Roberto Becerra, intendente de Unión, para la construcción de 12 nuevas unidades habitacionales y demás obras complementarias; y luego fue el turno de concretar la firma con el intendente Carlos Espejo, de Buena Esperanza, para la construcción de 30 nuevas viviendas e infraestructura en esa localidad.

El gobernador se dirigió especialmente a cada uno de los presentes tras firmar los decretos correspondientes para iniciar las obras. Comenzó sus palabras explicando las actividades que acababa de desarrollar en la localidad de Navia, también perteneciente al departamento Dupuy. Enumeró entonces la inauguración de una ciclovía, de una obra de agua potable muy importante que va a solucionar de forma permanente el servicio en la localidad y la presentación de un libro de la historia de Navia.

Cecilia Lucero haciendo entrega de un certificado de preadjudicación

Cecilia Lucero haciendo entrega de un certificado de preadjudicación

“Ustedes saben que es el departamento (Dupuy) cuyas localidades están más alejadas de la sede del Gobierno de la Provincia – dijo Poggi -. Realmente me hubiese gustado estar en Buena Esperanza y Unión firmando allá en sus localidades este inicio de obra, pero no tenía margen de tiempo y no quería dilatar más esto”, motivo por el cual les solicitó a los intendentes y a la ministra Cecilia Lucero que colaboraran para que vinieran a San Luis.

Hizo referencia además a la posibilidad de conocer la Casa de Gobierno, “de todos los puntanos, de ustedes también, donde funciona el Poder Ejecutivo en Terrazas del Portezuelo y ver este orgullo de la provincia de San Luis”.

Los preadjudicatarios felices con sus certificados

Los preadjudicatarios felices con sus certificados

Respecto de la actividad puntual que congregó a los vecinos de Dupuy, explicó que es el comienzo de la obra: “que se la hemos encargado a los intendentes. La Provincia le va girando los fondos mensualmente  y ellos van llevando adelante la obra y así permite generar mano de obra local en Unión y Buena Esperanza, movimiento económico local, y todo lo que significa que ustedes mismos visiten periódicamente la obra”.

El mandatario puntano instó a los intendentes a coordinar, junto a la ministra de la Vivienda, un día al mes para que “ustedes, que son los dueños de esas casas, vayan visitando el crecimiento de su sueño: el de su casa propia”, que en un plazo no mayor a los 10 meses van a recibir.

Poggi también habló de lo hermosas que son las casas: “que seguramente ya han visto los modelos, inauguramos hace unos días en Buena Esperanza y también en Unión, y ustedes saben que la política de vivienda en nuestro Gobierno es central”.

Mencionó, además, la gran cantidad de familias jóvenes que accederán a sus viviendas: “San Luis sigue creciendo y todas las familias jóvenes también necesitan su casa, porque es muy difícil acceder hoy a una casa, hacerse su casa para una familia de trabajadores en Argentina, o sacar un crédito bancario, y no hoy, desde siempre, o llevaría mucho tiempo hacerla uno. Y eso desde el Gobierno de San Luis lo tenemos muy claro. La mitad de la población de San Luis vive en una vivienda construida por el Estado provincial con cuotas accesibles”.

El mandatario les recordó a los preadjudicatarios que no ha pasado más de un año y medio desde el inicio del pago de las cuotas de sus casas y ya pueden tener la certeza de cuándo se las entregarán: “En 8 o 10 meses les vamos a entregar la llave y se van a sentir seguros desde lo material, que es tener la casa propia. Seguramente eso va a tener la implicancia de que  les van a sobrar algunos pesos más en cuanto a sus ingresos, porque ya no van a tener que estar alquilando o vivir medio amontonados o con un familiar. Vivir en la casa de uno significa que lo que uno paga es la casa de uno y eso tiene un valor incalculable”, y enfatizó, “La próxima Navidad van a pasarla en sus casas”.

El acto terminó cuando los 30 titulares de las viviendas de Buena Esperanza y los 12 de Unión recibieron sus certificados de preadjudicación.

Nota: María José Barroso – Prensa del Ministerio de la Vivienda

Fotos: Eduardo Russo – ANSL