En la ermita junto a las vías, el Obispo de San Luis reconoció el valor del pueblo de Zanjitas, los familiares de las víctimas del accidente y agradeció al Gobierno y pueblo de San Luis.

Tras la entrega de ofrendas en el monumento erigido en memoria de las alumnas y docentes del Colegio Santa María, que hace dos años perdieron la vida, el Obispo Pedro Martínez hizo un llamado a la fe y valorar la vida, “este es un día de sol, en el medio de la oscuridad hay una luz, nos enseña el valor de la vida de la entrega y como este 2 de noviembre desde hace dos años que lo conmemoramos nos ha congregado a todos en San Luis para unirnos solidariamente viendo con otros ojos como la vida vale la pena, la vida ciudadana, el acompañarnos, vivir en paz y nos hace un llamado a la fe, vale la pena dar la vida por algo bueno en honor de Dios, que este sacrificio de los papas de los hermanitos sirva para el bien de todos nosotros y como ejemplo que vale la pena hacer cosas buenas y recordarnos haciendo el bien”.

DSC_7244

Junto al gobernador Claudio Poggi, funcionarios, vecinos y familiares se hizo una oración en la ermita en la que Martínez resaltó “la esperanza en la resurrección” y agradeció al Pueblo y Gobierno de San Luis, a toda la provincia y reconoció a todos “esta entrega en el bien y a Zanjitas como pueblo heroico”.

DSC_7262

Finalmente impartió la bendición e invitó a la santa misa en la catedral a las 20:00.

Nota: Fernando Romero

Foto: Eduardo Russo