La 10º fecha de la clase 2, desarrollada este fin de semana en Santa Cruz, tuvo un desenlace muy poco feliz para Daniel Bassi (Renault Clio).

Antes del despiste tuvo un desempeño muy satisfactorio

Antes del despiste tuvo un desempeño muy satisfactorio

Cuando marchaba 11º en el tercer giro de la competencia final, un doble toque de Ortega y Bossio le causaron un fuerte despiste, sin consecuencias físicas, que le impidió continuar en carrera.

El viernes y sábado, el piloto puntano se mostró nuevamente muy competitivo: finalizó 15º en los entrenamientos y 17º en la clasificación. Ello le permitió largar desde el 6º lugar en la serie, donde al superar a dos competidores, nuevamente un toque lo relegó hasta el 8º lugar, desde donde avanzó con sus grandes maniobras hasta el 6º puesto.

Antes del despiste tuvo un desempeño muy satisfactorio, ya que había superado varias máquinas, metiéndose en el 11º puesto y con potencial para seguir avanzando. No obstante el toque ya citado de Ortega y Bossio lo dejó sin nada y con mucha bronca.

“Es increíble que te arruinen así una fecha, me tiraron mal afuera, sin ningún código. Estoy con mucha bronca porque tenía un gran auto y cada vez le iba agarrando más la vuelta a la pista. Pero que todos se queden tranquilos porque no me voy a dar por vencido y la voy a seguir peleando a muerte. La verdad que hacer tantos kilómetros y que pase lo que pasó te da una impotencia bárbara, más cuando uno hace mucho esfuerzo para estar presente. Quiero agradecer como siempre a mis sponsor y a mi familia por el apoyo incondicional”, señaló Daniel Bassi.

La próxima fecha del Turismo Nacional será el 17 de noviembre en el Autódromo Cabalen de Córdoba.