El Grupo de artes plásticas “L-Barte” a cargo de la Profesora Laura Blanco, junto a colegas de las artes, alumnos y amigos se sumaron al proyecto del área de Embellecimiento Urbano del Municipio de Merlo para crear belleza en el paisaje urbano de la ciudad.

Un mensaje positivo y lleno de color

Un mensaje positivo y lleno de color

Aprovechando los muros de cemento de una estación de servicio abandonada, ubicada sobre la tradicional Avenida del Sol, el grupo se propuso crear conciencia desde el Arte. Para ello planifico a través de un mensaje positivo y lleno de color la afirmación de pertenencia de los habitantes de la ciudad a través de sus creencias, íconos y sentimientos.

En el mural están representados los Comechingones, primeros habitantes originarios realizando tareas de siembra, cosecha y ceremonias religiosas con la naturaleza.

También se simboliza a la fauna autóctona con la Sachacabra y el cultivo del maíz, conocimiento heredado de los Incas.

Integrando en este mundo de colores hay un árbol que representa al algarrobo abuelo y a la época colonial tomando como símbolos también la Iglesia “Nuestra Sra. Del Rosario” y al aljibe, centro de encuentro de los pobladores.

Embellecimiento Urbano del Municipio de Merlo

Embellecimiento Urbano del Municipio de Merlo

La tradición está presente a través de un hombre que la transmite a una niña compartiendo el mate y en el a arte, plasmado en escenas de la danza y la música caracterizando el Festival Valle del Sol y los “Yo digo” de Antonio Esteban Agüero.

En la ochava de la esquina se representó el sol, símbolo clásico de Merlo, un sol originario que con sus líneas rectas y combinadas que reflejan el espíritu de unión e integración.

Al su lado la frase “Merlo es”, representando el aquí y ahora. Resultado también de su historia.