Fueron 256 alumnos de tres colegios de la capital del tango que recibieron sus rodados. Son todos de primer año. Además, se entregó un contenedor para el acopio de pilas.

El Gobernador rodeado de los flamantes dueños de las bicis del Plan TuBi

El Gobernador rodeado de los flamantes dueños de las bicis del Plan TuBi

 Este miércoles cuando el reloj marcó las 9:00, más de 200 chicos se ensamblaban en un canto de risas y timbres. Las remeras azules donde se podía leer Plan TuBi no era lo único que los unía a los alumnos de primer año de las escuelas María Axuliadora, Jesús Obrero y el Centro Educativo Nº11 “Sócrates Cortinez”. Las bicicletas también formaban parte de esa escena. Eran el gran premio.

 “Todos realizamos acciones lindas para los chicos. Estamos trabajando en la parte de deporte y ajedrez”, dijo el director de la escuela Jesús Obrero, Roque Busso. Y agregó: “El uso de las bicis es importante y está vigente en todas las generaciones”.

 El Plan TuBi ´San Luis Mi Provincia en Bicicleta`, que esta mañana desembarcó en Justo Daract, tiene como columna vertebral fomentar el uso de este medio de transporte que no contamina y mejora la salud a través de la actividad física.

 “Estoy muy contenta, voy a disfrutar mucho de mi nueva bicicleta”, expresó Agostina Castillo, quien sostenía con fuerza con una mano el casco y con otra su bici.

 Así como Agostina, son 4917 los alumnos que ya recibieron sus bicicletas.

 El colegio Jesús Obrero recibió un contenedor

 Los anfitriones festejaron por partida doble. Además de recibir las bicicletas, el Gobierno les entregó un contenedor para el acopio de las pilas. Este regalo forma parte de lo que sembraron los chicos que cursan el 6º año B. Ellos logaron recoger 21.290 pilas y baterías.

Orgullosos los alumnos mostraron la recolección de pilas y baterías que lograron

Orgullosos los alumnos mostraron la recolección de pilas y baterías que lograron

 Rocío Cano, alumna del colegio, comentó que la primera semana les costó juntar los elementos contaminantes, pero que luego todos se pusieron manos a la obra para recolectar.

 “Esto es una forma de reconocer el esfuerzo de todos los chicos”, comentó el jefe de Programa de Seguridad y Planeamiento, Maximiliano Frontera.

 Son más de 2500 los chicos inscriptos en el Plan A Toda Pila, destinado a los dos últimos años del nivel secundario. La forma de colecta la eligen los equipos que concursan.

 A las pilas se les hace un proceso, se las tapa con hormigón y se forman bloques que después son llevados a las plantas de residuos. Hasta el momento, en todo el territorio provincial se recolectaron 6800 kilos de pilas y baterías.