Así lo adelantó Gastón Hissa, titular del Ministerio de La Vivienda, al referirse a las preadjudicaciones a celebrarse este miércoles en Villa Mercedes.

El ministro de La Vivienda, Gastón Hissa, se explayó sobre el anuncio que realizara el pasado lunes por la tarde y que generó gran expectativa en la comunidad de Villa Mercedes: la preadjudicación de 500 casas correspondientes a los planes Progreso y Sueños, a concretarse este miércoles, en el acto a celebrarse en el Palacio Municipal de los Deportes “José María Gatica”, sito en Colombia y General Paz.

El responsable de la política habitacional sanluiseña resaltó que “estas 500 preadjudicaciones convierten a 500 familias en nuevos inspectores de obra, que mes a mes podrán controlar, fiscalizar y trabajar junto al Gobierno respecto al avance de los trabajos que tienen que ver con la edificación de sus hogares. Estas unidades se suman a las 500 ya adjudicadas y actualmente habitadas, y a las 600 que actualmente se encuentran en plena ejecución”.

Hissa destacó que “50 de las familias que serán preadjudicadas están integradas por una o más personas con alguna incapacidad, por lo que contarán con mejoras diseñadas para brindar una mejor adaptación, tanto en problemas motrices como en cuadros de hipoacusia u otros. Además, entre estos inminentes preadjudicatarios se encuentran 903 niños, niñas y adolescentes”.

El ministro de La Vivienda recalcó que “estas casas serán construidas en locaciones a determinarse en el resultado de la licitación, cuyo llamado será firmado en el acto por el gobernador Claudio Poggi. Este acto ratificará una vez más que en San Luis se sigue cumpliendo con cada inscripto y cuando una familia ostenta el rango de preadjudicataria acorta los meses de espera para cumplir con el sueño de tener la vivienda propia, entusiasmo que compartimos quienes tenemos el honor de trabajar en la política habitacional”.