El operativo cerrojo de los policías finalizó la noche del jueves en la manzana 38 de ese barrio. Los hombres huían en un VW Gol rojo. Uno de ellos logró fugarse saltando por los techos de viviendas cercanas.

El despliegue policial comenzó por la investigación que viene desarrollando personal de Comisaría 7ª y Comando Radioeléctrico, a raíz de las denuncias de propietarios de viviendas de la zona y de los barrios 146 y 147, de robos a mano armada perpetrados por delincuentes, que se movilizaban en un VW Gol rojo con capó negro.

Cuando el vehículo fue divisado mientras transitaba por el lugar, los oficiales intentaron identificar a sus ocupantes y fue allí que se dieron a la fuga, pero los móviles lograron cercarlo a las pocas cuadras. Entonces uno de ellos, que también estaba armado, salió corriendo y logró evadirse por los techos de unas casas.

El otro, Mario Videla de 33 años y conocido por los agentes en el ambiente delictivo, fue detenido y se le incautó un revólver calibre 22 que se encontraba dentro del auto, que también fue secuestrado a la espera de obtener información sobre su procedencia y documentación.

La investigación policial no quedará allí, ya que hay indicios de que hubieran utilizado otros vehículos para concretar los asaltos, por lo que podría haber más involucrados.

Hasta el momento, la causa ha sido caratulada como tenencia y portación ilegal de arma de fuego y resistencia a la autoridad.