Se llevó a cabo el pasado jueves en el Hospital del Sur. El objetivo del 0800 es brindar atención personalizada y oportuna a la población y facilitar su acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva.

Se llevó a cabo el pasado jueves en el Hospital del Sur

Se llevó a cabo el pasado jueves en el Hospital del Sur

Un total de 15 consultores especialmente capacitados responden a los llamados, desde las 9:00 hasta las 21:00 de lunes a viernes y de 9:00 a 18:00 los fines de semana y feriados.

Las líneas telefónicas de salud sexual 0800-222-3444 atienden consultas en casos de violación y derivan a los hospitales que cuentan con la medicación apropiada. Este número es gratuito desde cualquier punto del país para teléfonos fijos y públicos y tiene un pequeño costo desde celulares.

El Gobierno junto al Ministerio de Salud, a través del Programa de Salud Sexual y Reproductiva presentó el Protocolo de Atención de Víctimas de Violencia Sexual y la línea 0800-222-3444, junto con el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable Nacional a cargo de Jorge Deresensky.

Con el objetivo de que se implemente en la provincia de San Luis los procedimientos adecuados para reducir los daños asociados a las violaciones, se realizó una capacitación en el “Protocolo para la atención integral de personas víctimas de violaciones sexuales”, esta nueva herramienta que está destinada al personal de Salud,  se incluyó en el temario la experiencia del equipo de Nación del Hospital General de Agudos, Ignacio Pirovano de la Ciudad de Buenos Aires, en esta oportunidad se realizó un intercambio de experiencias con el equipo provincial.

Estuvieron presentes, la Dra. Rosa Gallardo, jefa del Programa de Salud Materno Infantil, la Dra. Yolanda Bertazzo, jefa del programa Salud Sexual y Reproductiva y personal del Hospital del Sur.

Según las últimas estadísticas elaboradas por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, en el año 2008, se realizaron en todo el país 10.604 denuncias por delitos contra la integridad sexual, de las cuales 3.367 corresponden a violaciones. Sin embargo, se calcula que las cifras reales son más altas, ya que un número significativo de víctimas no realiza la denuncia.