Este miércoles se rubricará el decreto de adjudicación de obra para la construcción de una rotonda y un puente sobre calle Riobamba, que atravesará el Río San Luis. El proyecto significó una inversión de $14,4 millones y prevé, además, la construcción de una pasarela Peatonal en el barrio San José.

La obra contribuirá a la seguridad del lugar

La obra contribuirá a la seguridad del lugar

El acto de firma de contrato se realizará este miércoles a las 19:30 en Avenida Riobamba y Ruta Provincial Nº 19, y contará con la presencia de vecinos del lugar que solicitaron la obra y de funcionarios del Gobierno Provincial.

Además del nuevo puente carretero, se realizarán mejoras y ampliación del puente existente. De esta manera, los peatones y los vehículos podrán circular por la zona de manera más cómoda y segura.

Las obras de mejora del puente existente incluyen la demolición de las veredas y ampliación de la calzada actual hasta un valor máximo de 6,70 m, delimitado con cordón y defensas metálicas sobre ambas márgenes.

La nueva construcción tendrá características similares. Estará conformada por una calzada de 7,30 m de ancho y dos veredas de 1,20 m cada una, delimitadas con barandas de seguridad interna y externa.

La obra contribuirá a la seguridad del lugar y pondrá fin a un viejo pedido de los vecinos que viven en los barrios Lucas Rodríguez y Manuel Lezcano, además de descomprimir el tránsito que viene desde Terrazas del Portezuelo.

Allí, además, se construirá una rotonda en la intersección y acceso a la Ruta N°10 que permitirá el normal tránsito de vehículos, tanto de los cruzan hacia el norte como en sentido contrario.

Pasarela Peatonal en barrio San José

La presente obra incluye la construcción de una pasarela metálica sobre el Río San Luis para vincular la Av. Santos Ortiz y la Ruta Nacional Nº 146, dando continuidad a la calle Santa Fe (barrio San José).

Tiene como finalidad permitir el paso peatonal del Río San Luis con total seguridad a todos los habitantes de este sector de la ciudad y en especial a los vecinos de los barrios San José, Cruz del Sur y barrio Unión, quienes actualmente para realizar sus actividades diarias en la ciudad, deben cruzar el cauce de río mediante travesías dificultosas y peligrosas, fundamentalmente en horas nocturnas y en épocas de crecida del río.