Ámbar representó a Mendoza en la cuarta edición de una fiesta llena de color, emociones y glamour. Alejandra Britos de Córdoba, se impuso como la Virreina del Orgullo.

San Luis eligió una vez mas esta Reina que es un homenaje a quienes desde distintos sectores de la sociedad trabajan generando espacios de diversidad, igualdad e inclusión, en todos los ámbitos sociales.

Ámbar Diaz, la representante de Queen Disco, Mendoza, se consagró como la reina, en una noche que sorprendió a quienes la presenciaron por su alegría, color y glamour.

Con las instalaciones colmadas, el sábado a la noche en la disco “La Bohemia” de la ciudad de San Luis, de la fiesta en la que se coronó a Ámbar como la nueva Soberana.

La velada tuvo un espectáculo de performances a cargo del coreografo Martin Guerra y su grupo de Dancers, Dragqueen y la presentación de las candidatas al cetro nacional del orgullo, que arribaron a San Luis desde, Formosa, Tucumán, Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Villa Mercedes.

Con la visita de destacadas personalidades reconocidas por su labor, por la defensa de los derechos y la igualdad, se conformó el jurado que tuvo a su cargo elegir a la nueva Soberana.

Los jurados votaron y la candidata de Mendoza, representante de la Disco Queen, fue electa Reina Nacional seguida por Alejandra Britos, representante de ZEN (Córdoba), ambas reconocidas por su labor social y la integración a la comunidad a través de la defensa de los derechos y la igualdad para todas las personas.

Lo característico, en todas las candidatas, es su trabajo por la comunidad y el sueño de obtener un trabajo que dignifique a sus pares, como también poder adoptar un niño. Se destacan en labores sociales y en el permanente impulso a la integración y el fomento de la diversidad y la igualdad.

Las representantes de 6 provincias argentinas, remarcaron la importancia de la Ley de Identidad de Género y la Ley de Matrimonio igualitario, pero enfatizaron en que aún queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad y el respeto por los derechos que lo establecen.

Sueños de igualdad

Ámbar tiene el reconocimiento de sus pares por su carisma humanitario y sus sueños que conjugan los de todos, los de cualquier persona que quiere un mundo donde primen los valores y la igualdad de condiciones para toda la sociedad.

Sus ojos marrones, con una altura de 1.80, su cabello castaño y sus claras y cálidas palabras expresan el deseo de cumplir un sueño que es el de muchos de sus pares y por el cual levantan su voz, educación y capacitación para acceder a un trabajo digno y que no haya ningún tipo de discriminación.

Ámbar oriunda de Godoy Cruz, Mendoza, trabaja en la Agrupación 15 de Junio, específicamente en tareas sociales, de concientización, capacitación y educación.

La Virreina Alejandra Britos, trabaja en la secretaria de Derechos Humanos de Córdoba y tiene un comedor al que asisten 18 niños de escasos recursos y que son integrados a tareas de capacitación, juegos, esparcimiento, brindando contención social ante la problemática de niños que se ven expuestos a distintas realidades adversas.

El Jurado

El jurado que tuvo a su cargo la loable tarea de elegir a la Reina del Orgullo, estuvo integrado por la titular del INADI San Luis, Érica Márquez, la dirigente de ATTTA San Luis, Gema Rosales, la Secretaria de Cultura de la Municipalidad de San Luis, Cintia Lujan, la Reina Provincial Gay, Celeste Lima, la reina Nacional del Orgullo 2012 y su virreina, Agostina Muñoz y Gabriela López, y el representante de Zen Disco, Ezequiel Talavera.

Sin discriminaciones

Desde la organización de “La Reina Nacional del Orgullo” se agradeció a las instituciones públicas y privadas que año tras año acompañan este evento y en especial a la prensa de San Luis y el país que de manera respetuosa, difunden las actividades formando a la sociedad no solo en la diversidad y la tolerancia, sino también fortaleciendo el estado de derecho para todas las personas, sin discriminaciones.

IMG_2466