En todo el territorio provincial sigue vigente el decreto 547 sancionado el 15 de abril de 2009, que prohíbe la caza comercial y deportiva, ya que la amplia y variada fauna existente es parte fundamental de la biodiversidad y de sus ecosistemas, ambos componentes del patrimonio natural de todos los puntanos. Sin embargo, el mismo decreto habilita la actividad para quienes puedan justificar una situación de vulnerabilidad social.

Estas excepciones a la ley de veda total se realizan previa presentación de documentación que fundamente la necesidad. (Ver cuadro) Actualmente en la ciudad de Villa Mercedes y zona de influencia hay cuatro personas que han obtenido los permisos luego de presentar la documentación requerida. Y hacen un total de seis en toda la provincia.

Este decreto de veda es acompañado por la Ley Nacional de Conservación de la Fauna (Nº 22.421) que estipula que quien cace animales silvestres debe ser castigado con una pena de prisión de hasta cinco años cuando la captura o comercialización estén prohibidas o vedadas.

Por otra parte es importante destacar que la caza furtiva, al ser ilegal, trae aparejada el abigeato, portación de armas en la sociedad, caza indiscriminada sin distinción de especie, sexo o situación de reproducción del animal.

 

Reunión en Villa Mercedes

Funcionarios del Programa Biodiversidad participaron en el Centro Cívico de Villa Mercedes de una reunión para explicar las implicancias de la caza de subsistencia entre la comunidad de cazadores de la zona que pedían “caza con fines alimenticios”.

El petitorio firmado por seis personas hace hincapié en la habilitación de la caza como “una medida de inclusión social”, aspecto que se tuvo en cuenta al momento de la redacción del decreto en 2009.

Antes de concluida la reunión, ocho cazadores consultaron a los funcionarios del Ministerio sobre el procedimiento a seguir para la obtención de los permisos de subsistencia, sobre los que están siendo asesorados.

“El decreto aborda dos aspectos fundamentales. El primero es preservar nuestra fauna y sus hábitats para todas las generaciones de puntanos, las actuales y las futuras. Cada especie y su hábitat cumplen un rol clave en el medio ambiente provincial, e invertimos diversos tipos de recursos en su preservación. Es política de estado el cuidado de nuestros  recursos naturales, de todos ellos. El segundo aspecto que siempre contemplamos es la situación individual que pueden tener, excepcionalmente, algunos puntanos ya que la inclusión es para todos. Es pensando en estos casos que se permite la caza de subsistencia desde 2009”, enfatizó la ministra Daiana Hissa.

Incremento del 70% en el pago de las multas

Esfuerzos conjuntos para preservar la riqueza natural puntana

El Ministerio de Medio Ambiente junto a la Policía Caminera realiza un trabajo intenso y constante para el cuidado de la fauna silvestre. Desde el año pasado estas acciones se intensificaron con muy buenos resultados labrando infracciones por caza de aves, chanchos pecaríes con perros, y ñandúes, entre otras especies. “En este último tiempo mejoramos en un 70% aproximadamente el cumplimiento en el pago de las multas ya que, al trabajar con la Policía, ellos tienen la posibilidad de retener el vehículo que comete la infracción o el motor o embarcación en el caso que la infracción ocurra en espejos de agua. Ya que cada motor puede costar entre 15 y 40 mil pesos y los vehículos que transportan animales silvestres son, generalmente, de media gama, es decir que superan los 100 mil pesos, a los infractores les resulta más conveniente pagar la multa”, explicó el jefe de Programa Biodiversidad, Jorge Heider.

 

 

 

 

 

 

 

 

En todo el territorio provincial sigue vigente el decreto 547

En todo el territorio provincial sigue vigente el decreto 54