De forma interdisciplinaria, los alumnos del colegio N°6 “Eleodoro Lobos”, y los abuelos del Hogar de Ancianos San Roque,  dependiente del Programa Desarrollo y Protección Social, comenzaron a trabajar en una huerta intergeneracional, con el propósito de fomentar en los adolescentes un acercamiento a los adultos mayores desde el respeto y la integración, además ellos mismos son agentes multiplicadores para que toda la comunidad también participe en la inclusión de los abuelos.

Este proyecto tiene como finalidad que se pueda lograr un intercambio de historias de vida, experiencias diferentes y recreación. En tanto, se origina el trabajo de siembra y mantenimiento, los más jóvenes toman conciencia del significado de la tercera edad y los derechos que ellos poseen.

El INTA de Concarán también tiene una activa participación en esta actividad, ya que es el ente que aporta las semillas; las personas participantes en este proyecto pueden contar con dicho organismo para realizar la huerta también en su hogar.

Por otra parte, se les invitó a los adolescentes a apadrinar un anciano como forma de afianzar vínculos.

Adultos mayores trabajan juntos para conectarse con los jóvenes.

Adultos mayores trabajan juntos para conectarse con los jóvenes.