La búsqueda de la cápsula estratosférica fue un éxito. Tras dos horas de vuelo, la sonda espacial aterrizó a 500 metros del límite entre San Luis y Córdoba, sobre la ruta nacional Nº8.

Cerca de las 8:30, cuando estaba todo preparado para el lanzamiento de Clementina 3 al espacio, el equipo de búsqueda y rescate de la Asociación Argentina de Tecnología Espacial (AATE) emprendía viaje hacia el posible punto de aterrizaje de la cápsula.

La aventura de seguimiento y rastreo tuvo su punto máximo de emoción cuando Clementina 3 llegó a tierra en perfectas condiciones. Esto sucedió a las 11:15, a 500 metros del límite entre San Luis y Córdoba, sobre la ruta nacional Nº8.

Alejandro Álvarez, uno de los tres integrantes del Operativo Rescate de la AATE, aseguró que Clementina 3 fue una experiencia positiva. “Todo funcionó como se había programado, desde el lanzamiento, con las condiciones meteorológicas perfectas para el vuelo, hasta los sistemas de seguimiento a bordo, la transmisión de datos y la recuperación. Todo se desarrolló perfectamente”, expresó Álvarez, ya con la cápsula a salvo y en sus brazos.

La camioneta de rescate estaba equipada con cuatro equipos de radios y sistemas redundantes que recibían la posición, altura y velocidad del globo, en tiempo real. Entre sus objetivos, el equipo de rastreo pretendía estar lo más cerca posible del punto de caída de Clementina 3.

Luego de recorrer más de 150 kilómetros en busca de la cápsula, los especialistas dieron la noticia tan esperada: “¡Clementina 3 está en tierra, vamos por ella!”. A pocos metros del límite con la provincia de Córdoba, los vehículos se detuvieron en la banquina. De acuerdo a las indicaciones de los radares era necesario caminar, al menos, 500 metros campo adentro.

Tras haber eludido un alambrado y realizado el recorrido estipulado, el encuentro del equipo de rescate con la sonda fue inminente. Clementina 3 se encontraba al lado de un silo, en perfectas condiciones, mientras desde su interior todavía sonaba la canción “Con fuerza tu nombre”, melodía que acompañó su vuelo.

“El rescate fue sencillo. Todo se facilitó gracias al pronóstico de trayectoria que realizamos previo al vuelo. A pesar de que no son datos precisos, en esta oportunidad, ayudaron a rastrear rápidamente la sonda”, aseguró Alejandro Álvarez. Además, agregó que Clementina 3 se encontraba sin daños, gracias al perfecto funcionamiento del paracaídas.

Clementina 3 recorrió más de 150 kilómetros.

Clementina 3 recorrió más de 150 kilómetros.