Ante la presencia de eventos donde asiste gran cantidad de personas, el Programa de Epidemiología y Bioestadística elaboró un  plan de contingencia con el objetivo de reforzar la seguridad sanitaria.

En este sentido se busca prevenir la posible propagación de enfermedades tales como dengue, hepatitis virales, enfermedades transmitidas por alimentos, infecciones respiratorias agudas (Influenza), meningitis, entre otras.

Estos trabajos de prevención se realizan debido a que estas enfermedades presentan un riesgo potencial de desencadenar brotes epidémicos. Dicho plan también está orientado a controlar y dar una respuesta sanitaria adecuada a cada evento,  restringiendo al mínimo posible los riesgos para la salud pública.

Para cumplir con el objetivo propuesto se programaron las  siguientes actividades:

1) Identificar las patologías de notificación obligatoria que se han notificado en las semanas previas al evento en provincias vecinas y/o países vecinos.

2) Agrupar las patologías a vigilar en  grandes grupos sindrómicos que permita a los profesionales del sistema detectar tempranamente pacientes de riesgo.

3) Establecer la definición operacional de las patologías a vigilar, períodos de incubación y vías de transmisión.

4) Establecer tipo de muestra y laboratorios de referencia que realizan los procedimientos diagnósticos de las ENO ( enfermedades de notificación obligatoria) que integran los grandes grupos sindrómicos  y que se desean vigilar.

5) Organizar un sistema de vigilancia activa a través de guardias epidemiológicas que cuenten con un equipo de respuesta rápida  que ante la sospecha de una situación  de riesgo  para la salud pública, implemente rápidamente las medidas de control correspondientes.

6) Organizar un sistema de toma de muestra y envío de las mismas  a los laboratorios nacionales de referencia, en los casos que corresponda.

7) Establecer una sala de situación de coyuntura que muestre  en tiempo real los eventos de interés que se presenten, incorporando además vigilancia de fenómenos climatológicos, riesgo ambiental y accidentología.

8) Realizar informes diarios sobre la situación epidemiológica que serán enviados al finalizar cada guardia a las autoridades de salud de la provincia.

9) Dar comunicación al centro de enlace nacional (CENNAR) en los casos que corresponda y a la Dirección Nacional de Epidemiología.

10) Promover los controles bromatológicos de las instalaciones hoteleras, el control del agua de consumo y alimentos en las localidades que se encuentran involucradas en el evento.

 11) Articular con el Área de Bromatología de la Provincia y del Municipio a los efectos de detectar riesgos y tomar las medidas de control que correspondan.

El objetivo es reforzar la seguridad sanitaria.

El objetivo es reforzar la seguridad sanitaria.