Estas son las premisas que propuso profundizar el II Congreso Internacional  del Agua, que se llevó  a cabo en Potrero de los Funes. Durante los dos días que duró el evento jueves y viernes,  participaron expositores de diferentes partes del mundo.

“Estamos muy contentos, este congreso cumplió con las expectativas para el trabajo que realizamos. Es un evento que superó a San Luis y representa muy bien a nuestro país”, dijo el presidente de San Luis Agua, Felipe Tomasevich, minutos antes de entrar a su disertación.

Tomasevich,  tomó la palabra  ante un anfiteatro colmado de un público de todas las edades. El funcionario habló de la política hídrica de la Provincia y dejó en claro que para materializar un sueño, mejor que decir es hacer.

“Este congreso sirve,  para plantear los problemas que en muchos países no están contemplados dentro de la agenda. San Luis justamente es el diferencial comparativo y lo demostramos con lo que se viene haciendo hace más de 30 años. Un ejemplo de esto son los acueductos, los diques, los canales, la tecnología aplicada y el Plan Maestro del Agua. Estas son acciones concretas”, destacó el presidente de la empresa estatal.

El agua es un problema de todos: cada persona, empresa, sociedad, gobierno tiene que colaborar para cuidar este recurso hídrico. Esta fue una de las aristas que tomó protagonismo, en cada uno de los debates, donde se planteó la tarea de trabajar interdisciplinariamente. “Todos estamos involucrados, es una integración de todos los ámbitos, por eso planteamos este evento”, recordó Tomasevich.

El Congreso del Agua ya se instauró en el calendario de toda la población a nivel mundial. Es por esto que el gobernador de la Provincia, CPN. Claudio Poggi, anunció que el año que viene se realizará el III Congreso.

El presidente de San Luis Agua, Felipe Tomasevich.

El presidente de San Luis Agua, Felipe Tomasevich.