El Subprograma Protección y Promoción a las Personas con Discapacidad, perteneciente al Ministerio de Inclusión Social, hará entrega de un Mapa Háptico de la ciudad de San Luis en el marco de la Conmemoración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad a realizarse el 3 de diciembre próximo a las 11:00 en el Salón Blanco de ‘Terrazas del Portezuelo’.

Por iniciativa de la comisión organizadora del XXI Congreso de ASAERCA que se desarrolló en nuestra Provincia en el mes de octubre de 2012, el Subprograma Protección y Promoción a las Personas con Discapacidad dependiente del Programa Desarrollo Social se encargó de la construcción de un mapa háptico de la ciudad de San Luis como recurso de accesibilidad para turistas con ceguera. La profesora de turismo Alicia Anzulovich, capacitadora en temas de turismo accesible, acercó el proyecto al Subprograma. La agencia de diseño Abracadabra fue la responsable de la construcción con el asesoramiento de la Asociación APROCIC (Asociación Pro-Ciegos de Córdoba). Se construyeron dos mapas que serán emplazados uno en la oficina de información turística y otro en la sede del Subprograma de Protección y Promoción a las Personas con Discapacidad a disposición de quienes lo soliciten con fines educativos.

El mapa háptico es el primero de una serie de recursos que se ponen a disposición de los turistas con discapacidad visual para lograr que disfruten plenamente de su estadía en San Luis tal como la nueva ley de Turismo Inclusivo lo exige.

Cuando una persona no vidente está explorando con las manos un objeto extraño para reconocerlo, sucede algo parecido a cuando una persona que ve, mira una forma compleja y desconocida para posteriormente dibujarla. Las manos, al igual que los ojos, aunque de forma más lenta y sucesiva, se mueven de forma intencional para buscar las peculiaridades de la forma y poder así obtener una imagen de ella.

El tacto y la percepción háptica, o tacto activo, son las vías principales de información que compensan la discapacidad visual. El Braille es un sistema de lectura y escritura destinado a personas con tal discapacidad y se percibe a través del tacto activo, con el movimiento de los dedos. Asegurar la adecuada decodificación a través de la percepción háptica de una serie de puntos dotados de significado nos permitirá garantizar una correcta representación mental de dicho significado.

Los objetivos del proyecto son:

  • Lograr la asimilación de información utilizando la estimulación del sentido del tacto como manera de percibir sin descartar otras vías sensoriales. Esto último con el fin de incluir sin segregación de capacidades.
  • Prefijar un ordenamiento en la lectura del mapa háptico. Una representación, que estimula el sentido del tacto como medio de lectura no puede ser entendida tan instantáneamente como una imagen visual, ya que es leída parte por parte para llegar al todo.
  • Otorgar un tratamiento de jerarquías al total. Destacar elementos a través de diferentes recursos.

La percepción háptica se experimenta desde el tacto. Se apoya en el movimiento. La base del mapa se encuentra en su extensión y morfología justificada a partir de las concepciones visuales en relación al ordenamiento de la lectura. Se extiende en tres partes quedando el lector contenido entre ellas, facilitando el movimiento del cuerpo para la lectura. Las dimensiones del mapa y la altura de su base han sido establecidas partiendo del concepto de motricidad e inclusión; permite además que personas incapacitadas físicamente puedan acceder a la lectura del mapa en silla de ruedas, o bien, al usuario comprender y abarcar la totalidad del mapa, es decir, ser consciente de sus dimensiones. Recordando que la percepción háptica se experimenta desde el tacto y la permite el movimiento.

Para resaltar diferentes áreas en la ciudad, o ubicar puntos que se deseen destacar partimos de diferentes recursos para estimular el sentido táctil. Juego de volumetrías, líneas de relieve o superficies planas con texturas. La textura, como la forma volumétrica, ofrece información sobre lo que se representa, pero por sí misma, puede ser insuficiente. En el mapa se destacan puntos dentro de la ciudad a través de este recurso pero se destinan áreas periféricas al mapa para ubicar  las referencias que le dan sentido a las diferentes texturas.

Toda la información periférica en el mapa facilita a la interpretación del mismo mediante de la lectura táctil.  Las referencias están escritas también en Sistema Braille.

El mapa comprende la extensión de la Ciudad con orientación hacia el Norte comprendida entre las calles Avda. Centenario, Ruta 147 hacia el Oeste, Ruta Nacional N°7 hacia el sur, y Avda. Lafinur  hacia el este.

Este mapa permite que personas no videntes, a través del tacto, puedan ubicarse en la ciudad.

Este mapa permite que personas no videntes, a través del tacto, puedan ubicarse en la ciudad.