El día del canillita comenzó a festejarse el 7 de noviembre de 1947, en conmemoración a la fecha de muerte de Florencio Sánchez. Dramaturgo uruguayo dio origen a esta denominación en su obra “Canillita”. En ese libro designa así a un chico de piernitas flacas que vendía diarios. Vaya el saludo a todos ellos en su día.

El Día del Canillita comenzó a celebrarse hace casi 60 años (el 7 de noviembre de 1947) en memoria de la muerte del dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez, quien al comenzar el siglo XX escribió y estrenó en Rosario la obra teatral “Canillitas”, cuyo personaje era un chico que voceaba los diarios por la calle.

La primera vez que se escuchó el grito de un vendedor de diarios fue en 1867 cuando anunciaba: “¡La República! ¡La República!”. Éste era el nombre de un diario de la época que ideó aquella forma de venta directa. Debido a su éxito, esta costumbre fue adoptada por otros diarios, creándose así una nueva fuente de trabajo.

Hasta entonces, los periódicos se repartían por suscripción a través del correo, lo que llevaba a leerlos con atraso, a menos que se los buscara en la imprenta.

A Bilbao se le ocurrió la venta ambulante donde el cliente recibiría el diario en el acto y más barato. Tan grande fue el éxito que la competencia copió el sistema de inmediato.

Así surgió un nuevo oficio, aún sin nombre, conformado por cientos de niños y jóvenes que se ofrecían a vocear los títulos en la calle para vender la noticia fresca, con tal de arrimar unos centavos al hogar.

Con el tiempo aparecieron los primeros puestos callejeros fijos, cuya posta fue preciso disputar a trompadas o pagando el favor policial, hasta que Juan Domingo Perón, por aquel tiempo secretario de Trabajo, le aconsejó al que le proveía los diarios: “Hay que sindicalizarse”. Así, cada posta se normalizó.

Para acortar el recorrido y llegar antes los chicos viajaban colgados de la parte trasera de los tranvías: trepándose, llegaban rápido al centro, donde a la salida del teatro y del cabaret las ventas se multiplicaban.

¿Quién les puso el nombre de canillitas? Lo decidieron ellos mismos en 1947, en honor a Florencio Sánchez, un dramaturgo nacido en Montevideo, Uruguay, un 17 de enero de 1875, quien así los había bautizado. El Día del Canillita fue fijado para el 7 de noviembre, fecha de la muerte del escritor.

Día del Canillita

Día del Canillita