El pasado viernes 2 de noviembre el Ministerio del Campo, a través del Programa Tecnificación y Producción Agropecuaria, capacitó a 20 productores y técnicos sobre enfermedades que afectan a la producción bovina; manejo de pastizales naturales, pasto llorón y pasturas mega térmicas. La actividad se desarrolló en el Club Juventud Unida de la localidad de Anchorena, del departamento Dupuy.

Para finalizar la jornada se trató el tema de autogestión: trámites de sanidad animal por sistema on-line. Esta iniciativa surgió en el marco de la COPROSA y con la colaboración de algunas instituciones integrantes.

Las disertaciones estuvieron a cargo del Dr. Carlos Rossanigo, las ingenieras agrónomas Elba Gabutti y Liliana Privitello; y el Dr. Víctor Briñoli.

Las jornadas tienen como objetivos concientizar a los productores, encargados de establecimientos y técnicos sobre el impacto productivo/económico que conlleva los riesgos sanitarios: enfermedades reproductivas.

Concientizar a los actores de la cadena agroalimentaria sobre la importancia de contar con planes sanitarios productivos. Una producción ganadera eficiente, que produzca más terneros y más kilos de carne por hectárea es la clave para que el sector ganadero cuente con capacidad de respuesta y oferta para hacer frente a los incrementos de la demanda nacional e internacional, que actualmente  constituye un desafío tanto para optimizar los precios internos como para generar recursos a partir de una demanda mundial sostenida.

 

La propuesta desde el Ministerio es que los productores ganaderos mantengan el mismo stock de madres, incrementen el porcentaje de parición, para evitar las pérdidas neonatales y lograr un incremento de la tasa de extracción. En definitiva, aumentar la productividad del rodeo actual. Ello se conseguirá aumentando los índices de concepción, parición y destete y un mejor índice de conversión por categoría.

Lograr el mismo resultado aumentando el stock de madres implicaría un período mínimo de 5 a 6 años (3 para que las terneras retenidas paran y de 2 a 3 años para que sus terneros lleguen al peso de faena) sin tener en cuenta que las terneras que se dejen como retención de vientres faltarán como vaquillonas para faena.

Más allá de que se reconoce a la alimentación como un factor fundamental para lograr cualquier tipo de mejora en la producción, es aplicando los conceptos de sanidad sobre el rodeo con lo que se podrán eliminar las patologías que afectan a la reproducción, desde la concepción al parto, y evitar la mortalidad neonatal.

Las próximas jornadas de difusión sobre producción bovina están programadas para iniciar a las 9 horas los días: martes 13 de noviembre en el Salón del Centro Ganadero de la localidad de Fortuna y viernes en el Salón del Centro Ganadero de la localidad de Buena Esperanza. Para informes comunicarse al teléfono 0266 – 4452000 internos 3189/91; e-mail coprosatecnica@gmail.com

 

Los próximos encuentros se realizarán en Fortuna y Buena Esperanza