Un sueño cumplido. Dos jóvenes de 16 años que participan hace tres años en la iniciativa ‘Robótica’, de la Universidad de La Punta (ULP), viajaron a México (DF) para participar en la RoboCup 2012, categoría “búsqueda y rescate”. Sebastián Flores y Matías Córdoba fueron los únicos representantes argentinos que vivieron una experiencia inolvidable.

Fue un certamen cosmopolita: representantes de 45 países, diferentes lenguajes, culturas y razas colmaron el World Trade Center mexicano. El evento fue en un gran salón, que fue dividido para las diferentes categorías de la competencia. Los chicos puntanos se presentaron en la categoría de “búsqueda y rescate”. También se compitió en fútbol robots ?físico y simulado?, robots dance, entre otras.

“Fue una experiencia única. Nunca había asistido a un evento tan grande. Aprendimos muchas cosas, incrementamos nuestro conocimiento en programación y robótica, y también logramos un intercambio cultural; es increíble cómo puede variar tanto el estilo de vida de un país otro”, comentó Sebastián.

El certamen duró tres días. A medida que los participantes pasaban etapas, sumaban puntos. El entrenador Gabriel Yonzo, que también viajó con los chicos, señaló que de 30 agrupaciones, en el primer día el equipo sanluiseño logró ubicarse en el puesto 12. “El resultado fue excelente, desarrollamos el robot en dos meses, siendo que otros equipos llevaban el trabajo de un año. Eso nos llenó de orgullo porque si para la próxima le dedicamos más tiempo, además de la experiencia que hemos sumado, nos va a ir mejor”, auguró.

En el trayecto azteca el equipo sanluiseño sumó ideas para mejorar. Sebastián prestó especial atención al trabajo realizado por el equipo chino. “Estaban muy organizados, tenían bien definidos los roles, por ejemplo, un integrante controlaba la puntuación del robot para asegurarse de que el árbitro no se equivocara, otro calculaba el tiempo, mientras que un tercero anotaba los posibles errores durante la competencia, esto lo vamos a tener en cuenta para la próxima”, aseveró.

Por su parte, Matías manifestó su orgullo de haber participado en el Mundial robótico y dijo que “fue fuerte, porque es como representar a la Argentina en un mundial de fútbol”. En cuanto a cómo fue el camino que lo llevó a México detalló que no fue fácil. “El primer año que participé en fútbol robot pensé en dejar, ya que me resultaba muy difícil programar. Y decidí seguir, gané conocimiento y me puse las pilas para aprender, lo intenté y logré el objetivo”, cuenta con satisfacción.

Sebastián agregó que para él tampoco fue fácil y coincidió en que el esfuerzo y la perseverancia dan sus frutos. “Yo el primer año no sabía nada de programación y me costó. El segundo año mejoré y en el tercer año pude ir a competir a México. Con esfuerzo y dedicación se puede lograr”.

Informes: ciu@ulp.edu.ar –Tel: 4452000-6089

Sebastián, Gabriel y Matías: el equipo sanluiseño de robótica.