Los puntanos ya empezaron a vivir temperaturas acordes al invierno. Si bien una ola polar se presentó a principios de junio con registros bajo cero, desde aquellos días hasta ayer, las jornadas transcurrieron con características otoñales.

El sábado y el domingo pasado, el mercurio superó los 26° en los termómetros, pero desde la madrugada de ayer con el ingreso de un frente frío el descenso de temperatura fue abrupto.

Para hoy, en la zona norte de la provincia se espera que la masa de aire se estabilice, lo que implica que habrá menos nubes y una máxima de nueve grados. Sin embargo, esta situación provocará que las mañanas sean muy frías.

En las mañanas habrá heladas que afectarán sobre todo las zonas rurales. Además se producirán nieblas y neblinas matinales en toda la Provincia. Se espera máximas que no superaran los 09º y mínimas con dígitos bajo cero.

Este lunes las nevadas y las lluvias -a veces con caída de aguanieve- obligaron a todos a sacar paraguas, impermeables y pulóveres de gruesa lana más allá de las estufas que en cada hogar, donde hay, funcionaron a pleno intentando compensar los casi dos grados de mínima que se registraron en el exterior.

Según advirtió el Servicio Meteorológico Nacional, si bien el martes amaneció con un sol radiante y mínimas bajo cero, este panorama podría extenderse hasta el viernes, por lo menos.

Precipitaciones

Las precipitaciones apenas alcanzaron los 3,9 milímetros en El Trapiche y 3,1 en El Durazno según las mediciones de las estaciones meteorológicas de la Universidad de La Punta. En San Luis, en tanto, casi ni se notó la lluvia: 0,2 milímetros, más producto de la helada que de una tormenta que nunca se descargó sobre la capital.

En el norte, tanto en Merlo al pie de los Comechingones, como en Nogolí, en el oeste provincial, no cayó una gota de agua. Tampoco en el sur según el registro de la estación instalada en Unión; mientras que en Villa Mercedes fueron 0,1 milímetros que no alteraron la vida de la ciudad.

San Luis Bajo cero

Distinta fue la situación con el frío, sobre todo en las sierras centrales. En el Valle de Pancanta y en La Cumbre al mediodía hizo 4,8 grados bajo cero, en El Trapiche el termómetro marcó 1,1 grado bajo cero a las 13:40 y en El Durazno, a la misma hora, 1,3 bajo cero. No es para alarmarse ni para salir a armar muñecos de nieve, a pesar de que el suelo, sobre todo donde la luz del día no daba a pleno, mostró un color blanco sobre la tierra húmeda. Lo notable es que en ambas localidades hubo 13,4 grados a la medianoche, lo que da una magnitud de cómo se desplomó el termómetro en apenas 13 horas.

En el resto de la provincia las temperaturas mínimas oscilaron entre el 1,3 grado de Villa Mercedes a las 10 de la mañana y los 3,8 de Nogolí al caer la tarde. En todos los casos con cielo nublado, viento y pronóstico de heladas.