Con la participación de 60 ajedrecistas de ocho nacionalidades diferentes se inauguró este miércoles, el 1er Campeonato Panamericano de Ajedrez para personas ciegas y con disminución visual.  La prueba, a siete ruedas y que finalizará el próximo domingo, se desarrollará en el hotel Vista, en la capital de San Luis.

De manera simbólica se movieron, las piezas para dar apertura al primer ´Campeonato Panamericano para Ciegos y Disminuidos Visuales´ en la historia de ese deporte en la Argentina. “Somos pioneros al realizar este evento”, definió Claudia Amura, responsable del programa Ajedrez de la Universidad de La Punta (ULP), que organiza el torneo junto al Ministerio de Deporte provincial.

La competencia está avalada por la Internacional Braille Chess federation (IBCA), por la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), y por la Confederación de Ajedrez en América (FIDE América). También cuenta con el apoyo de la asociación de Ajedrecistas Ciegos Unidos de Argentina (ACUA).

“Somos pioneros. Vamos a sentar las bases para los futuros panamericanos. Hoy las condiciones de apoyo a ajedrecistas ciegos y disminuidos visuales es muy desigual, no tienen posibilidades para llegar a ser grandes maestros y muy pocos tienen acceso al ranking internacional. Es por ello que conseguimos que este certamen tenga validez mundial, ahora van a poder participar en Europa. Acá vamos a descubrir al ajedrecista ciego del futuro”, aseveró Amura.

Asimismo, señaló que este torneo tiene una importancia enorme para la ULP, porque es una manera de alinearse y apoyar la candidatura que impulsa el Gobierno de la Provincia para que La Punta sea la sede de los Juegos Panamericanos 2019.

El presidente de ACUA, Víctor Barraza, sostuvo que la competencia será de altísimo rendimiento, y generará un intercambio que fortalecerá a los participantes en sus juegos. Hace cuatro años que practica el juego ciencia de manera profesional. En referencia a su experiencia indicó: “La práctica y el entrenamiento me han ayudado a mejorar mi nivel, pero ahora que voy a interactuar con jugadores de otras naciones, mediré realmente mi calidad de juego”.

Desde Perú arribó a San Luis el ajedrecista Job Calderón, quien llegó con muchas expectativas de conocer gente que tenga su misma afición por el ajedrez. Y manifestó que este es uno de los pocos deportes donde una persona no vidente puede jugar mano a mano con alguien que sí puede ver.

De igual modo, Calderón explicó qué significa el deporte para él: “El ajedrez me quita el estrés, a algunos quizá les genere cansancio el tener que pensar cómo sorprender al otro en una jugada, a mí, por el contrario, me emociona y siempre traro de que la partida no sea de contra a contra sino que sea un festejo”.

Por su parte, el campeón olímpico brasilero, Roberto Hengles, describió al Panamericano “como una oportunidad para aumentar el nivel de competencia entre los jugadores”. Y afirmó que “este es uno de los torneos más importantes para los jugadores con discapacidad visual”.

Su compatriota, Andrés Marques, apeló al lado emocional del encuentro y argumentó: “Es un placer para mí poder estrechar la mano a muchos amigos que he conocido a través de Internet. Lo más importante es disfrutar la cordialidad de la Argentina. Este intercambio cultural con compañeros de otros países es un recuerdo que nos llevaremos a casa”.

La jugada de apertura fue protagonizada por la ministra de Deportes, María Celia Sánchez, y el presidente de la (IBCA), Ludwing Beutelhoff. Durante el acto de inicio del torneo, el rector de la ULP, Alejandro Munizaga manifestó que “es un enorme placer participar de este hecho histórico”. Y realizó una reseña para contextualizar la organización del torneo. “Quiero destacar dos cualidades que tiene la política de San Luis, que nos permiten dar comienzo a este torneo tan importante. La provincia siempre se ha permitido soñar. Eso me trae a la memoria cuando nos propusimos enseñar ajedrez a un grupo de ciegos que estaban en la biblioteca de la Policía, y veo algunos alumnos acá. Sé que a muchos le hemos cambiado la vida y son grandes ajedrecistas. La otra cualidad a la que me quiero referir es que San Luis siempre impulsa la inclusión en el sentido más amplio, por eso hoy podemos concretar este torneo”.

Ludwing Beutelhoff, María Celia Sánchez y Alejandro Munizaga.