El jefe de la Droguería Central, Pablo Quinteros, se refirió a la dificultad que atraviesan las droguerías del país para conseguir ciertos medicamentos ya que a los laboratorios  fabricantes no pueden ingresar los componentes necesarios para su producción. San Luis no se encuentra ajeno a la situación.

Quinteros comentó cómo se ve afectado el sistema de reposición de suministros para la salud con una demora para la entrega originada, “ya que algunos de los componentes utilizados en la fabricación de los medicamentos son importados”.

En este momento en la Droguería Central existe un faltante de aproximadamente el 5% del total de ítems que maneja la entidad. El funcionario destacó que el principal inconveniente se presenta con el material descartable ya que casi un 90% es fabricado fuera del país.

El jefe de la Droguería Central, Pablo Quinteros.

El jefe de la Droguería Central, Pablo Quinteros.