Finalmente, este sábado a las 11:00, las 187 familias inscriptas en el plan habitacional ´Un matrimonio, un terreno´ se harán acreedoras del lote prometido, durante un acto que será presidido por el gobernador de la Provincia, CPN. Claudio Poggi.

Durante la presente semana, los flamantes beneficiarios acudieron a las oficinas del Programa Vivienda, en el primer piso del Edificio Administrativo (Ayacucho 945), donde procedieron a firmar el contrato de adjudicación, cuyo certificado recibirán formalmente este sábado a las 11:00 en el mismo predio donde se construirán sus hogares, frente a la plazoleta del barrio Estrella del Sur.

“La idea es que esa ceremonia tenga un clima de fiesta familiar –comentó al respecto el ministro de La Vivienda, Eduardo D’Onofrio-, ya que representa el inicio de una nueva etapa para estas jóvenes familias, que con estos terrenos comienzan a ver cristalizándose el sueño de la vivienda propia”.

Además de los lotes, los matrimonios accederán a diversas soluciones habitacional es para que puedan tener sus casas. Mientras la mayoría optó por los créditos en materiales correspondientes al Plan Solidaridad, quienes cumplieron con los requisitos eligieron sumarse a los planes Sueños y/o progreso, en tanto que algunos sólo aceptaron el terreno para ocuparse de la edificación de manera particular. Lo cierto es que el predio pronto se convertirá en una gran obra con vistas a convertirse en un nuevo barrio.

En realidad las viviendas de estas 187 familias ya tendrían un avanzado nivel de construcción en caso de que la Municipalidadcapitalina hubiera cumplido con el compromiso adoptado y refrendado, en el marco del Pacto del Bicentenario. No obstante, a poco de asumir, el intendente Enrique Ponce se opuso al convenio de marras y poco después anuló el acuerdo marco con la Provincia, anunciando que los terrenos previamente prometidos serían utilizados para su propio plan de viviendas.

Ese giró tuvo su tratamiento en el Concejo Deliberante, recinto en el cual por una diferencia de dos votos no pudo mantenerse el compromiso institucional. Ante el desconcierto de los matrimonios, para quien el Ejecutivo municipal no ofreció alternativa alguna, el gobernador Poggi dispuso que se arbitraran soluciones inmediatas, recurriéndose a los terrenos fiscales ubicados junto al barrio Estrella del Sur, donde finalmente se construirán los nuevos hogares.

“Un matrimonio, un terreno” es un plan habitacional creado para aquellas nuevas parejas institucionalizadas que no poseen bienes inmuebles, tratándose de un aporte del Gobierno dela Provincia para ayudarles a formar su hogar. El mismo fin tienen las demás soluciones, como el plan de autoconstrucción Solidaridad y su línea de créditos en materiales.

Estas iniciativas conllevan un sentido federal y por ende el Estado provincial lo aplica en todo el territorio sanluiseño, trabajando en conjunto con las comunas en un marco que requiere de un alto grado de madurez política y una definida vocación por el bien común. Estas últimas son quienes definen los terrenos municipales a utilizar, dotándolos de los servicios básicos, mientras que la Provincia otorga las líneas de créditos en materiales y las asistencias técnicas necesarias.

A pesar de que con la intendencia capitalina no pudo contarse con el grado de madurez adecuado, el Gobierno dela Provincia arbitró los medios necesarios para que el compromiso se cumpliera, meta que se plasmará este sábado en un acto que no sólo está destinado a las 187 familias, sino para toda la comunidad que apuesta al bien común, sin distinciones políticas.

Los 187 matrimonios, este sábado, serán acreedores del lote.