Los dirigidos por Marini, jugaron un gran primer tiempo, ganaban 1 a 0 con gol de penal de Marcos Fernández, pero una polémica actuación del árbitro le permitió empatar a Crucero del Norte sobre el final de la primera etapa. En el comienzo de la etapa final Márquez puso el 2 a 1 que cerró las posibilidades de clasificar a Juventud.

En la primera etapa del campeonato los resultados no fueron los mejores, hasta que la llegada de Marini cambió el rumbo. Adiós la palabra descenso y promoción, el equipo comenzó a levantar, llegaron más triunfos, atrás quedaron Antoniana, Lincoln y Ramallo, hasta que Crucero de Norte marco el final de un sueño.

Se cierra un nuevo campeonato donde la culminación del certamen disimuló lo hecho en el comienzo. Ahora se deberá acertar en la contratación de un nuevo técnico y la efectiva incorporación de los refuerzos, dos temas donde los errores fueron frecuentes en los últimos años.

San Luis merece un equipo en una categoría superior, ojalá el próximo campeonato el sueño se haga realidad.