El domingo a las 14.00, el Jorge Funes Gez del Ministerio de Deportes junto al Intendente de la Municipalidad de Buena Esperanza, Carlos Espejo y el Presidente de la Federación de Automovilismo de San Luis, Rodolfo Zapata encabezaron la entrega de premios del IV Rally de los Médanos.

Este fin de semana los caminos de Buena Esperanza fueron escenario del Rally Provincial luego de 4 años de ausencia y lo hizo con bombos y platillos, la actividad comenzó el viernes a la noche en la plaza principal con la exhibición de los autos; junto a ellos estuvo el vehículo “cero”, una Toyota Tundra que participó en el Dakar de la mano de Gastón González.

Por su parte Espejo comentó: “Esta todo dado para que el sur de la provincia reciba al Rally Provincial, hemos trabajado en todos los detalles de seguridad, alojamientos restaurantes. Estamos muy felices por la gran cantidad de público ya que hace varios años que el rally no venía a Buena Esperanza, además llego a nuestra tierra gente de La Pampa y Mendoza que se entusiasmaron con esta actividad”.

Vogt conquistó Los Médanos

Walter Vogt inscribió ayer su nombre como el cuarto vencedor en el Rally de Los Médanos que tuvo de epicentro los suelos sureños de Buena Esperanza.

El piloto de Concarán, a bordo de un Subaru Impresa de la clase N4 y navegado por Guillermo Honorato completó los 98,9 kilómetros cronometrados con un tiempo neto de 1 hora, 8 minutos, 26 segundos y 9 décimas y así se convirtió en el cuarto ganador de Los Médanos junto a Héctor López -2004-, Sebastián Anzulovich -2005- y a Edgardo Marcos -2006-.

El Chileno estuvo siempre al acecho de Daniel Bassi, quien hasta la penúltima prueba especial lideraba la competencia, pero el Nono quedó “encajado” en una de las chicanas y perdió varios minutos que lo hicieron ceder el lugar de vanguardia que ocupaba.

El Chileno empleó un tiempo total de 1 hora, 15 minutos, 10 segundos y 2 décimas para adjudicarse la clase A7 y quedarse con el segundo lugar en la general.

López, el primer ganador de Los Médanos, volvió al ruedo tras varios meses de inactividad y demostró su vigencia, el piloto villamercedino a bordo de un VW Polo finalizó tercero en el absoluto detrás de García a tan sólo 17 segundos y 2 décimas luego de recorrer 100 kilómetros de pura velocidad.

Si hay que hablar de vigencia, Claudio Chirino tiene rendidas todas las materias. El piloto puntano cada vez que sube a un auto acelera como pocos y consigue resultados. Ayer en suelo sureño Chirino trepó hasta la cuarta posición general y ganó de forma contundente la clase A6.