Se creó por decreto del 18 de febrero de 1812 del poder constituido por el Triunvirato que lo formaran Manuel de Sarratea, Juan José Paso y Feliciano Antonio Chiclana, y Bernardino Rivadavia como secretario.

Hoy como en ese entonces, fue considerado símbolo de soberanía nacional, condecoración de los hombres libres y de auténtica argentinidad que honran con los colores de la enseña Patria el país que es nuestra casa.

Dice en unos de sus párrafos Julio Picaréz: “Síntesis del cielo en día de bonanza, eres imán de unión y fraternidad para todos los argentinos y extranjeros que habitan el suelo argentino…”