Habrá una guardia de honor por protocolo con 50 efectivos que le corresponde no solo al gobernador de la provincia, sino también al ex presidente Adolfo Rodriguez Saá y al ex gobernador Alberto Rodríguez Saá.